miércoles, 3 de febrero de 2016

TARTA COLIBRÍ (HUMMINGBIRD CAKE)

Esta riquísima tarta es una receta de la repostería americana, al parecer procede del sur de los Estados Unidos. Su sabor es muy original por la mezcla de frutas como piña, plátano, coco y nueces. Estos ingredientes dan como resultado un fresco y húmedo bizcocho que se combina con una crema de queso. Normalmente se adorna con nueces, aunque yo he optado por tostar coco rallado y espolvorearlo por encima. Le da un toque estupendo.  Seguí la receta del libro "El rincón de Bea" de Bea Roque. Usé un único molde de 20 centímetros pero bastante alto y las cantidades citadas en la receta se multiplicaron por 0,5. Es decir, una cantidad y media de las que se pone la receta. Con ello obtuve 4 pisos de bizcocho y quedó bien alta. 
Ingredientes
Para el bizcocho:
1 huevo XL y 1 yema
100 gramos de azúcar común
100 gramos de azúcar moreno de caña
125 gramos de aceite de oliva sabor suave
225 gramos de harina de repostería
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de sal
50 gramos de nueces picadas
50 gramos de coco rallado
155 gramos de piña al natural (escurrida (una lata pequeña)
215 gramos de puré de plátano maduro (unos 3 plátanos)
1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la crema:
125 gramos de mantequilla
270 gramos de queso philadelphia frío
500 gramos de azúcar glas tamizado
1 cucharadita de extracto de vainilla
Preparación del bizcocho:
Empezamos precalentando el horno a 175 grados. Picamos las nueces y reservamos. Escurrimos y trituramos la piña y reservamos. Trituramos el plátano hasta hacerlo puré y reservamos. Preparamos el molde que vayamos a usar engrasándolo con mantequilla y espolvoreándolo con harina. Tamizamos la harina con la canela, el bicarbonato y la sal y le añadimos a esta mezcla las nueces y el coco y removemos bien.
Batimos el huevo con los dos tipos de azúcar durante unos minutos hasta que esté totalmente disuelto, añadimos el aceite, la piña triturada y el puré de plátano y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.
Añadimos los ingredientes secos del primer paso de dos veces y seguimos batiendo suavemente o integrando la mezcla de harina a mano con una espátula de silicona hasta terminar de integrar.
Pasamos la mezcla a nuestro molde (podemos optar por un único molde y luego cortar los bizcochos o también podemos usar 3 moldes del mismo diámetro y repartir entre ellos la mezcla de forma homogénea). Yo he usado un único molde de 20 centímetros.
Horneamos unos 35 o 40 minutos si es un único molde y unos 20 o 25 minutos se hemos optado por tres bizcochos. Para comprobar si está hecho pincharemos con una brocheta de madera hasta que salga seca.
Sacamos del horno y dejamos reposar dentro del molde, sobre una rejilla, durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar completamente boca abajo sobre rejilla. Los bizcochos quedan mejor si se dejan reposar unas horas o incluso toda una noche si fuera posible. En este caso los envolvemos en film transparente cuando estén fríos y lo dejamos asentar.
Preparación de la crema de relleno y cobertura:
Batimos la mantequilla, que estará a temperatura ambiente con el azúcar hasta que la misma haya blanqueado y esté bien esponjosa. Añadimos el queso crema y batimos sólo lo necesario para incorporarlo. Añadimos el extracto de vainilla y batimos hasta integrar. Dejamos la crema en el frigorífico hasta su uso. 
Montaje de la tarta:
Colocamos un bizcocho en el plato de presentación y vamos repartiendo la crema. Para que nos quede bien nivelada la tarta podemos medir la cantidad de crema de cada piso con una pala de servir bolas de helado, poniendo la misma cantidad de bolas de crema entre cada piso. Al finalizar el último bizcocho ponemos el resto de crema en una manga pastelera y hacemos un adorno en la parte superior. En este caso en forma de flor. 
En una sartén sin añadir grasa alguna ponemos el coco rallado y lo movemos con una cuchara de palo hasta tostar. Cuando esté frío espolvoreamos nuestra tarta con él. Y guardamos en la nevera hasta el momento de servir. 
¡Deliciosa!...
¡Hasta la próxima!

miércoles, 27 de enero de 2016

TARTA MOUSSE DE DULCE DE LECHE


Misma tarta distintas decoraciones.

Suave y delicado sabor a dulce de leche y  nada empalagosa.
Sencilla de hacer, sin horno,  no lleva bizcocho, por lo tanto es ligera aunque lleva nata y eso la convierte en una tarta contundente, para colmo se congela y descongela estupendamente sin perder nada de calidad y lo mismo la decoras con chocolate y dulce de leche, que le das un aspecto mucho mas informal y divertido con unos kit kat y pastillas de chocolate. Me parece una tarta ideal para cuando tiene poco tiempo y quieres acertar con el gusto de todos.
Advierto que la cantidad de dulce de leche que se añade es orientativa, o mejor dicho, el  mínimo que poner, porque yo me permití el lujo de añadir unas cuantas cucharadas mas, porque nos encanta y quería un sabor mas intenso.
Lo mismo que la base de galletas que es flexible a cambiarse por mucho mas dulce de leche, o sustituirla por Nutella, o sencillamente mantequilla.Y las galletas igual, yo puse María, pero con las Digestives queda riquísima por ese toquito salado, y las lotus ya son de premio.
El dulce de leche lo puedes comprar hecho, pero a mi me gusta hacerlo, sencillamente con las latas de leche condensada al baño María en una olla exprés unos 40 minutos. Siempre que lo hago aprovecho el fuego y hago todas las que caben, por lo menos 4.
Todas las tarta puedes hacerlas gastando poquito o queriendo utilizar los mejores ingredientes y mas caros del mercado, así que no hay excusas para probar esta tarta de dulce de leche que te va a encantar.


PARA LA BASE
1 paquete de galletas María o similar
2 o 3 cucharadas colmadas de dulce de leche

PARA LA MOUSSE
500 gr de nata montada
1 lata de dulce de leche. Traen como 370 gr. mas o menos. (si tiene un poco mas mejor, pero no menos)
4 hojas de gelatina

PARA LA COBERTURA
100 gr de nata
100 de chocolate negro
1 cucharadita pequeña de mantequilla.


Deshacer las galletas y mezclarlas con el dulce de leche hasta que se forme una pasta, si hace falta se añade mas dulce de leche. Extender en la base del molde e igualarla por todas partes.
Colocar acetato por los bordes del molde. Esto no es indispensable pero a mi me gusta como se queda de parejos y perfectos.
Ponemos la hojas de gelatina a ablandar en agua fria.
Montamos la nata con la batidora y guardamos de momento en la nevera.
Mientras calentamos  al microondas o al fuego  el dulce de leche, donde incorporaremos las hojas de gelatina hidratadas y removeremos bien.  Cuando estemos seguros de que ha perdido el calor añadimos la nata con movimientos envolventes para que no se nos baje. Es importante que el dulce de leche esté casi a temperatura ambiente porque si no se nos afloja toda la nata.
Vertemos sobre la base de galletas y a la nevera.
Solo falta esperar a que cuaje para añadir la cobertura.
En este caso la tarta lleva unas rallas hechas con el chocolate y dulce de leche.
El chocolate lo hacemos calentando la nata  con la mantequilla al microondas hasta que casi vaya a hervir y entonces sacamos y añadimos el chocolate que se fundirá mientas removemos. Esperamos a que esté frio y decoramos nuestra tarta como mejor nos parezca.
En este caso como la tarta era para una adolescente que se llevaba a una fiesta de jóvenes, me pareció demasiado seria, así que opté por ponerle por los bordes los kit kat y los smaties o m&m por encima y una guirnalda con el nombre de la homenajeada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...