miércoles, 3 de septiembre de 2014

TARTA FONDANT ISLA DESIERTA


Esta es una tarta para alguien muy especial. Cumple 50, pero como si tuviera 14, porque es la persona con mas proyectos utópicos e ilusiones que conozco con esa edad. Si no fuera porque tiene dos hijos estaría segura que aún cree en el ratoncito Perez y los Reyes Magos. Tiene en la cabeza los proyectos mas inverosímiles del mundo y claro, como madre puede ser la mas divertida que te puedas encontrar. Es mas su hija es la que la mira y sonríe cuando la oye contar alguno de sus nuevos proyectos e ilusiones. 
Lo último que se le ha ocurrido es poderse ir a vivir a una isla desierta..¡Pero si ya no quedan, y todas tienen dueño!..., le dije, pero me contestó toda sería..¡Tu que sabrás!.

Desde que la conozco, todos sus viajes han sido a paraísos de la naturaleza, Brasil, Costa Rica, Kenia....y la conozco desde hace mucho, porque soy su hermana mayor.  
Así que la tarta no podía ser otra, que una donde se reflejara su sueño de la isla desierta, la naturaleza, un sol que le sonríe cada día, un león que seguramente que sería amigo suyo, y la oruga con la que charlar..un sarantontón para alegrarle la mañana y un mono para jugar con el. Y por supuesto sus lemas favoritos... No hay problemas, se feliz, y vive el momento. 
Las recetas no tienen mucho que explicar si no fuera por la dificultad de trabajar fondant en días con tantísimo nivel de humedad en el ambiente. Aunque contradiciendo todas la teorías sobre este material yo me atrevo a meterla en la nevera sin ningún problema, y al sacarla dejarla que se atempere suavemente, mejor en una caja de cartón o bajo una cúpula de cristal o plástico que la temperatura no cambie de golpe y no empiece a sudar.

El bizcocho de chocolate y el relleno de Crema de mantequilla y merengue suizo, exactamente igual que la de la tarta de la moto Harley... ¿Y que puedo hacer yo si es la que mas les gusta?. 




miércoles, 27 de agosto de 2014

TARTA DE QUESO CREMOSA

Esta es una deliciosa tarta de queso cuya textura interior resulta muy cremosa, casi de flan, no es dulce en exceso, de hecho en mi casa los más golosos le añadieron miel de palma por encima y reconozco que estaba inmejorable. Las cantidades descritas son para una tarta de 22 centímetros, si se quiere más grande pueden aumentarse las cantidades proporcionalmente. Teniendo en cuenta que la preparación resultante es bastante líquida hay que tener mucho cuidado con los moldes desmoldables porque puede salirse la mezcla.
Ingredientes:
250 gramos de queso tipo crema
100 gramos de azúcar
125 gramos de mantequilla
3 huevos
250 ml de nata líquida
250 m. de leche entera
2 sobres de cuajada
Preparación:
Precalentamos el horno a 200 grados. Preparamos el molde forrándolo con papel de horno o untándolo con mantequilla. Batimos los huevos con el azúcar y cuando esté bien emulsionado añadimos la mantequilla poco a poco, seguidamente la nata y continuamos batiendo. Diluimos los dos sobres de cuajada en la leche y la añadimos a la preparación, y a continuación el queso crema. Terminamos de batir bien y ponemos al horno inmediatamente durante unos 35-40 minutos aproximadamente. Usar la brocheta para pincharlo y comprobar su cocción, si sale seco es que estará en su punto. Para la decoración hemos usado una plantilla de stencil y un poquito de azúcar glas. 

¡Hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...