miércoles, 19 de noviembre de 2014

TARTA RED VELVET Y CHOCOLATE BLANCO. ANGRY BIRD

Que quede claro, que yo no tenía ni idea de quienes eran los Angry Bird hasta que mi nieto me los presentó, y que no es que el carricoche me haya quedado medio raro, es que son raros por naturaleza, por lo visto estos pájaros los fabrican con restos sólidos que van cogiendo por la calle, como bidones, trozos de madera, pedazos de cuerdas y cosas parecidas. Por eso tiene ese aspecto tan "desaliñado".
La tarta del cumple de Hugo se convierte en un proyecto familiar desde que llega el verano. El elige el motivo, la madre estudia que combinen los colores con el tipo de fiesta y decoración de la mesa, yo busco los sabores y la técnica que pueda resultar mas atractiva, el padre opina de todo y siempre le gusta terminar metiendo mano en algo, esta vez fueron las letras y la tía que todos los años dice lo mismo "esa es mucha tarta, va a sobrar un montón".
Hugo como cada año la quiere de chocolate, pero en esta ocasión conseguí las dos ideas que tenía, que fuera de chocolate, pero no fuera tan oscura,  la tarta quería que tuviera esos bonitos colores rojo y blanco típicos de la Red Velvet, pero como estaría forrada con fondant, tuve que cambiar la crema de queso por un merengue suizo de chocolate blanco. De este modo me garantizo la firmeza de la tarta y no me preocupo si tiene que permanecer algún tiempo fuera de la nevera, ya que siendo una fiesta infantil muchas veces no hay tanto control en mantenerla en frío, así que me quedo mas tranquila sin quesos, nada ni cremas que necesiten estar en la nevera.
A los invitados les encantó, a mi me pareció excesivamente dulce, pero es que siendo chocolate blanco siempre el resultado es mas dulce que mi negro favorito.
La pincelé con almíbar de aguardiente marrasquino(cerezas) que al tener un ligero sabor amargoso le quedaba estupendamente, y es que la tarta la hice con un par de días de antelación y quería que el bizcocho se mantuviese húmedo, porque realmente la red velvet no necesita almíbar, ya que es bastante jugoso de por si.
Hice dos bizcochos en un molde de 20 cm. Quería una tarta bien alta, de unos 12 a 14 cm. De todos modos me sobró un circulo de bizcocho, que tengo congelado para otro proyecto.  La receta del bizcocho la saqué del  Rincón de Bea pero cambie la mantequilla por su equivalente en aceite (es el doble de aceite que de mantequilla)

INGREDIENTES PARA UN BIZCOCHO DE TRES CÍRCULOS DE 20 CM.

250 gr. aceite de oliva ó si lo prefieres 125 de mantequilla
275 gr. azúcar
2 huevos
280 gr. harina repostería
15 gr. cacao en polvo
1 cucharadita de polvo de hornear (Royal, levadura química)
1 cucharadita bicarbonato sódico
1/4 cucharadita sal
240 gr. de leche entera con una cucharada de limón
2 cucharaditas colorante rojo o unas gotas de colorante en gel
1 cucharadita vinagre blanco o de manzana
1 cucharadita extracto de vainilla

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 170º.
Preparar el molde engrasandolo con mantequilla o aceite en spray.
En un bol mezclar los ingredientes secos la harina, cacao en polvo, polvo de hornear, bicarbonato, y sal.
Y en otro los líquidos,  el buttermilk (leche tibia con dos cucharadas de limón y dejada reposar hasta que se corte), colorante rojo, extracto de vainilla, vinagre y reservar.
Batir la mantequilla con el azúcar, hasta que casi triplique su volumen y se convierta en una mezcla esponjosa.
Añadir los huevo  de uno a uno, sin incorporar el siguiente hasta que se haya integrado el anterior.
Ahora vamos incorporando  los ingredientes secos que teníamos reservados en tres veces, y los líquidos en dos veces. Comenzando y terminando con los secos.
Verter en el molde y hornear unos 45 minutos o quizás un poco mas, dependiendo del horno, pero hasta que al insertar un palillo este salga limpio.
Dejar enfriar dentro del molde por unos minutos y luego dar la vuelta sobre una rejilla  hasta que esté completamente frío.  Los envolveremos en papel film y los dejaremos reposar en la nevera durante la noche. Al día siguiente estará listo para poder contar y su sabor será mas intenso.
Es un bizcocho muy suave así que si intentamos cortarlo sin que haya reposado se nos puede romper fácilmente.
La crema del relleno es un merengue suizo con chocolate blanco solo tienes que sustituir el dulce de leche por chocolate blanco fundido y dejado enfriar.  Ya sabes una parte de claras de huevo, dos partes de azúcar y tres partes de mantequilla y la cantidade de chocolate, son según tu gusto, pero como referencia yo le pongo la misma cantidad  de chocolate que  de azúcar.



miércoles, 12 de noviembre de 2014

TARTA LIBROS DE MEDICINA DE MAZAPÁN

PARA "NUESTRA NIÑA" ESTER
Hace unos meses cumplió 20 años nuestra sobrina Ester. Ester, sin “h”, que así nos distinguimos en la familia, ha sido siempre una persona diez. Diez de cariñosa, diez de buena gente, diez de dulce, diez de estudiosa, diez de todo… Por eso nos la rifamos y es “mi niña”, y la niña de todas sus tías y tíos naturales y políticos, eso además de sus padres, su abuela, sus primos, su madrina… ¡vamos la niña de toda la familia!, título que ella “carga” con toda "resignación" y responsabilidad y así nos referimos a ella, aunque acabe de cumplir 20 años y la vengan empujando las niñas pequeñas de la familia.
Cuando llegaron los momentos previos a la Universidad, nos sorprendió a todos diciendo que quería estudiar medicina. El destino, la vocación, o lo que sea es una fuerza que no se sabe de dónde nace y a pesar de los consejos disuasorios de los miembros de la familia de la profesión... ni que decir tiene... que Ester siguió adelante y entonces empezó el trajín de los consejos, de recomendarle páginas, de sacarle libros para que fuera familiarizándose con ellos… en fin lo típico. Y de ahí nació la idea de esta tarta, en la que intenté reproducir lo gastados y viejos que están los libros que usó su tío.  
Querida Estercita, disfruta todo lo que puedas de tus 20 años, es una edad preciosa.  Te dejo otra vez nuestras felicitaciones aquí, que no prescriben ni caducan, para este año y para todos los que vendrán y que nosotros esperamos con mucha ilusión compartir contigo. 
Y vamos con la receta, o mejor las recetas porque se trata de tres tartas, con tres sabores diferentes. 
Una tiene un bizcocho de chocolate, y el relleno es un ganaché de chocolate negro, la segunda es también bizcocho de chocolate pero relleno con una crema de limón, y, la tercera, lleva un bizcocho de vainilla con un merengue suizo de dulce de leche. Las tres están acabadas en mazapán, que en la parte de las cubiertas de los libros se ha teñido de color rojo, marrón y verde. El resto de la decoración "medicamentil", el fonendo y la muñeca son de fondant y, el globo terráqueo, está hecho de RKT, una mezcla de cereales y nubes que permite hacer estructuras comestibles pero ligeras. Puedes ver como se hace aquí, En este caso se cubrió con fondant y se pintó a mano por mi querida hermana que me ayudó. El corazón es una pequeña lámpara de leds que se usó para escribir la felicitación. Quede aquí constancia, aunque no creo ni que sea necesario, que "mi niña" es muchíiiiisimoooo  más bonita que la muñeca, pero era la primera que hacía.. ya verán más adelante como vamos mejorando... ¡espero! He usado para los tres libros un molde adaptable rectangular muy práctico que ya les había mostrado aquí. 
Y las recetas, como la base de las mismas, es decir, los bizcochos, el ganaché de chocolate y el almíbar ya ha sido utilizado en varias recetas publicadas anteriormente, dejo el enlace de cada cosa. Las que son nuevas en el blog pongo la receta. 
Para el bizcocho de chocolate que sirvió de base para dos de los libros pueden consultar la receta aquí
Para el ganaché de chocolate pueden ver la receta en esta otra anterior publicación.
Para el bizcocho de vainilla usé la receta que ya había publicado en esta tarta anterior.
Preparamos también un almíbar común o añadiendo un poco de licor acorde con los sabores.

Para el relleno de crema de limón (lemon curd):
Ingredientes:
300 gramos de lemon curd
200 gramos de mascarpone.
Para preparar el lemon curd usaremos los siguientes ingredientes: 160 gramos de azúcar, la piel de 2 limones sin nada de parte blanca, el zumo de 2 limones colado, 60 gramos de mantequilla y 2 huevos.
Con Thermomix se prepara muy rápido: ponemos en el vaso el azúcar y lo molemos programando 20 segundos en velocidad progresiva 5 a 10. Añadimos la cáscara de limón y trituramos 15 segundos en velocidad 9, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y el zumo de limón y mezclamos 1 minuto en velocidad 2. Ponemos los huevos y mezclamos 10 segundos en velocidad 4. Programamos a continuación 7 minutos a 80 grados en velocidad 2 y volcamos inmediatamente en un bol para dejarlo enfriar.
Preparación: batir bien el mascarpone y añadir la crema de limón hasta que esté bien integrado. 


Para el relleno de merengue suizo de dulce de leche:
100 gramos de clara de huevo
200 gramos de azúcar
300 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
Una lata de leche condensada guisada o dulce de leche.
Para preparar la crema ponemos las claras y el azúcar en el bol de la batidora si fuera de acero inoxidable o en cualquier otro bol al baño maría (se pone una olla ancha al fuego con unos dedos de agua y el bol donde tenemos las claras, que ha de ser algo más pequeño, se coloca dentro) y sin dejar de batir esperamos a que se caliente sólo hasta que notemos que el azúcar se ha disuelto (unos 4 minutos). Retiramos del fuego y montamos estas claras en velocidad alta hasta que se formen picos (unos 10 minutos). Debe estar fría antes del siguiente paso que es añadir la mantequilla para que no se derrita.
Bajamos la velocidad de nuestra batidora y vamos añadiendo la mantequilla en dados poco a poco. Notaremos como la crema va cambiando de textura, primero será una crema suave, luego pasa a estar algo grumosa y con aspecto de cortada y al seguir batiendo vuelve a estar suave. Hay que batir al menos otros 10 minutos. Añadimos a continuación el dulce de leche en la proporción que más nos guste, podemos añadir poco a poco e ir probando. (Yo usé una lata pequeña de leche condensada guisada)
Montamos cada una de las tartas cortando los bizcochos en tres capas y vamos colocando una capa de bizcocho, calamos bien con almíbar y  una capa generosa de crema, a continuación otro bizcocho y así sucesivamente. Cuando ya están montadas las refrigeramos bien y se cortan los bordes para dejarlos regulares.
El mazapán se adquirió ya hecho y se tiñó en varios colores para hacer las portadas de los libros y en color natural para la parte de las páginas. Y el resto de los elementos se modelaron en fondant o pasta de azúcar teñida de colores.
¡Hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...