Tarta de zanahoria para cumpleaños.

Una receta de Victoria Casas

 Lo más habitual es encontrar la tarta de zanahorias bajita con una crema de queso por encima, que es absolutamente deliciosa pero poco atractiva a la vista. Por eso cuando Cecilia me pidió para su cumple una tarta de zanahorias, andube buscando la manera que además de jugosa y deliciosa quedase alta, lucida y bonita como para soplar las velas en una  cuidada y elaborada comida que había organizado con la familia.

Esta tarta, que tiene mi pretendido aspecto de tarta de cumpleaños cumple con todos los requisitos que me había propuesto, jugosa, suave, húmeda y podría prepararla con uno o dos días de antelación. 



INGREDIENTES

Para el bizcocho de zanahoria

350 gr. de zanahoria rallada
250 gr. de harina de repostería
4 huevos Medianos
150 gr. de azúcar moreno
120 gr. de azúcar blanca
250 gr. de aceite de girasol o de oliva suave
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de jengibre
1/2  de sal
1/4 de nuez moscada
1 de vainilla (opcional)
2 1/2 cdtas. de levadura química

Para la crema.

250 gr. de mantequilla con sal a temperatura ambiente
500 de queso tipo philadelphia frío de la nevera
500 de azúcar glas.

ELABORACIÓN:
Encendemos el horno a 180º calor arriba y abajo.
Yo prefería utilizar tres moldes bajos  de 20 cm. pero puedes hacerlo en uno solo y cortarlo luego, y ponemos en la base de papel de hornear. Engrasamos y enharinamos las paredes.
Rallamos la zanahoria finamente y reservamos.
En otro recipiente ponemos la harina, la levadura, la sal y las especias. Mezclamos con unas varillas..
En  la batidora ponemos los huevos con todo el azúcar. Batimos para que se disuelva.
Añadimos la mezcla de harina y seguidamente agregamos la zanahoria y después el aceite sin dejar de batir.
Distribuimos la mezcla entre los moldes. 
Y cocemos unos 45 minutos a 180ºC. 
Cuando estén hechos los sacamos, desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar ambos bizcochos sobre una rejilla.
Cuando estén fríos ya puedes usarlos, pero yo prefiero hacerlos el dia antes y en este punto los envuelvo en papel de aluminio y guardo en la nevera, de esta manera se ponen algo más firmes y son más fáciles de manipular ya que son extremadamente tiernos.
Hay que tener en cuenta que pretendemos hacer una tarta de al menos tres pisos y debe estar firme.

Para la crema.
Batimos sola la mantequilla a velocidad alta para que blanquee y se vuelva esponjosa, tardará al menos 5 minutos.
Ahora incorporamos el azúcar, con cuidado para que no salga volando. Yo primero la mezclo un poco con la espátula. Y de nuevo a velocidad alta, hasta que quede como una crema de helado, unos 4 minutos más.
Ahora incorporamos el queso frío y solo batimos lo necesario para que se integre. De este modo al meter el queso frío coge cuerpo la crema para poder montar la tarta, si no, se te quedará muy blanda y te costará mucho cubrirla. 

Montaje.
Queda la tarea con cuidado y paciencia, poniendo un primer bizcocho, cubrimos con crema y así las tres capas.
Una capa por fuera, finita y a la nevera. 
Cuando se haya enfriado le podemos dar ahora una capa de crema tan gruesa como queramos.
Decora a tu gusto, yo usé unas zanahorias de azúcar, pero puedes hacerlas con fondant, o simplemente con un poco de zanahoria rallada. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.