lunes, 3 de junio de 2013

TARTA DE NARANJA Y CHOCOLATE CON HARRY POTTER

Para Jorge

Jorge nació el 19 de mayo de 2001 por lo que hace un par de semanas cumplió 12 años. Es el hijo de mi compañera de trabajo y amiga Asun.  A lo largo de estos años, he visto a Jorge de cuando a cuando y he sabido de él por lo que su madre ocasionalmente nos contaba. Todos decimos alguna vez en el trabajo en voz alta lo que tenemos que hacer esa tarde, lo que tendremos el fin de semana y Asun dijo que tenía el cumpleaños de Jorge y que andaba con los preparativos.  Le pregunté qué era lo que más le gustaba a Jorge y me dijo que leer... Harry Potter... leer Harry Potter… y ya estuve toda la tarde a “veeeerrrr”… recordemos a Harry Potter… busquemos sus objetos mágicos…veamos que hay por ahí… pero eso sí.... que sea una receta lo más sana posible…. y así nació esta tarta.
La segunda parte de la historia es lo que ¡afortunadamente! le gustó a Jorge y su cariñoso agradecimiento, haciéndome llegar una nota muy entrañable con un regalo incluido. ¡Eso sí que ha sido una verdadera sorpresa que no me esperaba¡. Me presto a hacerle a Jorge todas las tartas que él quiera. Muchísimas felicidades otra vez, que cumplas muchos más y que sigas manteniendo la capacidad de sorprenderte y la ilusión durante toda tu vida.

Vamos con la receta.
Una tarta de fondant no significa un bizcocho seco con una crema de mantequilla por dentro.... no, no, no. Ya tenemos muchos ejemplos en libros europeos y en blogs especializados de adaptación de este tipo de dulces a nuestro gusto más ligeros y húmedos básicamente. Para mí el fondant es un recurso decorativo único que se coloca sobre el bizcocho que más nos guste y con el relleno que se quiera. En este caso se trata de un bizcocho de yogur y aceite de oliva con dos cremas, una de chocolate y otra de naranja. Son dos bizcochos hechos por separado, pero sobrará masa del pequeño que puede usarse en otra preparación o utilizar moldes de otros tamaños y adaptar las cantidades a ellos. Lo cierto es que con el bizcocho de yogur para mí es más fácil hacerlo manteniendo siempre la proporción 1 de aceite, 2 de azúcar, 3 de harina y 3 huevos y usando para medir siempre el vaso del yogur.
 
Ingredientes.
Para el bizcocho de la tarta base.
6 huevos (+ 3 para la tarta pequeña)
2 yogures (usé griego natural y desnatado) (+ 1 para la tarta pequeña)
2 vasos (usar como medida el vaso de yogur) de aceite de oliva sabor suave. (+ 1 para la tarta pequeña)
3 vasos de azúcar y dos cucharadas soperas de miel de abeja. (La receta normal son 4 vasos de azúcar). (+ 1 vaso y dos cucharadas de miel para la tarta pequeña)
6 vasos de harina de repostería (el último vaso se completa con 3 cucharadas soperas de cacao en polvo) (+ 3 vasos para la pequeña)
1 sobre de levadura royal. (+ ½ sobre para la tarta pequeña)
1 cucharadita de pasta de naranja (usé la de Home Chef). (1/2 para la tarta pequeña)

Para la crema de naranja.
200 gramos de nata líquida (35% mg)
300 gramos de chocolate blanco
2 cucharadas grandes de gelatina en polvo sabor naranja
1 cucharadita de pasta de naranja.

Para la crema de chocolate.
340 gramos de chocolate negro.
385 gramos de nata líquida (35% mg)
 
Para el almíbar
300 gramos de azúcar
200 gramos de agua
El zumo de una naranja grandita y de ½ limón.

Para la decoración
Pasta de azúcar (fondant)

Preparación.
Si es posible, preparar los bizcochos y el relleno el día anterior. El bizcocho, porque se podrá cortar mucho mejor y los rellenos porque es imprescindible que estén unas horas en la nevera antes de su uso.
Preparar los moldes desmoldables, en este caso uno de 28 centímetros y otro de 18 con spray antiadherente o con mantequilla y harina.  Batir el aceite con el azúcar y la pasta de naranja hasta que esté bien disuelto. Añadir las yemas de los huevos de una en una y seguir batiendo. Añadir el yogur y seguir batiendo. Añadir la harina y la levadura tamizadas y batir muy poco, sólo para integrar. Y, por último, añadir las claras montadas a punto de nieve e integrarlas con una pala con movimientos envolventes. Poner la mezcla en el molde y hornear durante 50-60 minutos aproximadamente para el molde grande y unos 35-40 para el pequeño a 180º. No abrir el horno en los primeros 30 minutos y pinchar con una brocheta para ver si está hecho. Si sale seca el bizcocho está listo. Sacar del horno y dejar en una rejilla durante 10-15 minutos. Desmoldar y dejar enfriar del todo en la rejilla. Cuando esté completamente frío envolver en una lámina de plástico y dejar reposar. Al día siguiente, cortar en tres discos o en cuatro si tienes mucha habilidad para ello o si el bizcocho creció lo suficiente.
Para el ganaché o crema de chocolate trocear o rallar el chocolate y reservar. Poner la nata a calentar en un cazo y cuando esté a punto de ebullición añadir el chocolate rallado y remover bien con  unas varillas hasta que esté todo bien integrado. Dejar enfriar y reservar en la nevera durante unas horas o hasta el día siguiente.
Para el ganaché o crema de naranja proceder igual pero añadiendo después de tener disuelto el chocolate blanco las dos cucharadas de polvo de gelatina de sabor naranja y la cucharadita de pasta de naranja.
Preparar el almíbar poniendo en un cazo el agua, el zumo de naranja y limón y el azúcar. Llevar a ebullición hasta que tome un poco de consistencia. Dejar enfriar.
Antes de empezar a montar la tarta, batimos las cremas con las varillas como si fuéramos a montar nata. Al ganaché de chocolate se le puede añadir 50 gramos de mantequilla sin sal para que quede más ligera.
Para montar la tarta, como va a ser recubierta con fondant, debemos dejar la crema de chocolate lo más al interior posible y procurar que la crema que sobresalga sea la de naranja, que al ser más clara no manchará el fondant.
Protegemos el plato de presentación con tiras de papel de aluminio y colocamos el primer bizcocho, mojamos generosamente con el almíbar y ponemos capa de crema de naranja o de chocolate, el siguiente bizcocho con almíbar y otra de crema alternando las dos,  pero cuando toque la de chocolate le haremos un bordillo de crema de naranja como se ve en la foto. Terminamos recubriendo toda la superficie y bordes laterales con crema de naranja y guardando en el frigorífico hasta que se vaya a cubrir con el fondant.
Una vez cubiertas las dos tartas por separado con el fondant, se colocan 4 pilares, hundiendo 4 brochetas de madera cortadas del tamaño de la tarta inferior y encima se coloca la tarta pequeña.

El fondant, para los que no lo han usado nunca, es una pasta moldeable que básicamente está compuesta por azúcar. Puede hacerse en casa y también puede comprarse hecha. Básicamente es blanca, pero es posible añadirle cualquier color con colorantes vegetales comestibles y añadiéndole un endurecedor se pueden hacer figuras y todo tipo de modelaje como los que aparecen decorando esta tarta. Para cubrir una tarta se estira el fondant con un rodillo todo lo fino que se pueda y se coloca ayudándose con el rodillo encima de la tarta y se alisa con las manos poco a poco para que no queden bolsas de aire. Para quien no tenga ganas de apuntarse a cursos les recomiendo ver algunos videos en youtube del uso del fondant, creo que es mucho más fácil de trabajar de lo que parece.  Este ingrediente resulta insustituible para esta terminación tan blanca y lisa, pero si no se buscara ese efecto, también puede utilizarse el mazapán como vimos en esta otra receta.
Da trabajo, sí, para qué vamos a engañarnos. Pero... yo creo que merece la pena.  Y, por supuesto, se puede terminar la tarta sólo con la crema de chocolate, sin decorar con fondant,  y estará igual de buena. 
Hasta la próxima,

7 comentarios:

  1. Si a mí con doce años me regalan una tarta así, creo que ando todavía emocionada. El detalle de regalarla ya es bonito, pero encima con tanto significado para el niño, puese mucho más.
    Admiro este trabajo, porque sé sincermente que no tengo paciencia para estas cosas.
    Te quedó estupenda,y nada secona jaja, todo lo contrario, menudo contraste de sabores.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu visita y tu comentario Nuria. Estuve desconectada durante el puente del día de Canarias y no pude ver tus tortitas de plátano y gofio tan apropiadas para el día de Canarias hasta hoy. Me encantan y me las apunto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una tarta pefecta y mejor corte, seguro que ha triunfado.
    Un beso grande, Teresa

    ResponderEliminar
  4. Bueno Tere, perfecta, perfecta, tampoco. Ya sabes que siempre estamos pensando en qué cambios hacer la próxima vez. Aprovecho para decirte que me encanta tu blog que sigo desde hace tiempo. Un beso y muchas gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  5. Esther soy Jorge, no he visto el blog hasta hoy porque mi madre no me dijo nada para que no me distraiga.
    Me ha encantado el texto sobre la tarta y quería agradecerte todo el trabajo y los comentarios.
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. Gracias amiga, la tarta que estaba buenísimaaaaaaaa, ha sido algo estupendo en casa. Jorge la ha vivido, se ha emocionado, enseña las fotos.....
    Esther gracias, y disfruta mucho de esa ilusión, es un lujo poder disfrutar con lo que se hace. Besos artista.

    ResponderEliminar
  7. Está muy bien eso de que los destinatarios de los dulces comenten sus impresiones. ¿Quien mejor que ellos para decir si les gustó?. Gracias por venir hasta aquí para decirlo. Estudia mucho Jorge que ya al curso le falta un suspiro y después viene el veranito para disfrutar. Besos a los dos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...