TARTA DE NÚMEROS CON SABLÉ, CREMA DE LIMÓN Y MERENGUE

Una receta de Esther Rodriguez
http://todoconazucar.blogspot.com.es/

Hace unos días mi suegra cumplió 90 años. Hemos compartido esta alegría con toda la familia de manera muy especial y, como queríamos destacar especialmente la cifra, los 90, se nos ocurrió preparar esta tarta que tan de moda se ha puesto entre los aficionados a la repostería de todo el mundo.

Al parecer, la idea original es de una bloguera de Israel que la compartió en las redes sociales y a partir de ese momento han aparecido versiones con mil formas. Todas ellas tienen en común una base de galleta, masa quebrada o sablé, una crema que se coloca con manga pastelera en forma de montoncitos, así como los adornos de muchos colores, especialmente con flores y frutas y reproduciendo números o letras de gran tamaño.

En nuestro caso hemos preparado una masa sablé con almendra molida y le hemos puesto una capa de crema de limón y merengue italiano, emulando la famosa tarta de limón y merengue que tanto nos gusta. Esta idea la vi en www.ponquecitosandcakes, aunque he usado mi propia receta de sablé, crema de limón y merengue italiano.

http://todoconazucar.blogspot.com.es/

Ingredientes:
Para la masa sablé:
200 gramos de mantequilla en pomada
100 gramos de azúcar glas
2 huevos
360 gramos de harina de repostería
30 gramos de almendra molida

Para la crema de limón:
200 gramos de azúcar
100 gramos de mantequilla
4 huevos
4 limones

Para el merengue italiano:
400 gramos de azúcar(300 +100)
1 vaso de agua
4 claras

Para adornar:
Flores ecológicas y comestibles (En este caso regalo de Victoria. Mirad su otro blog: http://deflorescomestibles.blogspot.com.es/)
Frutos rojos: fresas, frambuesas, moras, arándanos y grosellas.
Corazones de sablé (hechos con los recortes de la masa)
Trufitas de chocolate.

http://todoconazucar.blogspot.com.es/

Preparación:
Comenzamos imprimiendo nuestros números en el tamaño que queramos o bien dibujándolos a mano alzada en papel de horno como en mi caso. Debe ser una tipografía gruesa para que no se partan después tus galletas. Recortamos la silueta de los números y reservamos.

Para la masa sablé:
Precalentamos el horno a 180 grados centígrados. Colocamos en el recipiente de nuestro robot o batidora la mantequilla en pomada y el azúcar glas tamizado y batimos preferiblemente con pala un par de minutos. Después añadimos los huevos ligeramente batidos y continuamos cremando un par de minutos más a velocidad media. Añadimos el polvo de almendra y seguimos batiendo con la pala unos segundos. Finalmente agregamos la harina tamizada y a velocidad muy baja con la pala seguimos mezclando hasta formar una bola. Si resulta una masa muy pegajosa podría añadirse unas cucharadas más de harina, pero muy poco a poco, aunque es preferible no tener que hacerlo. 

Estiramos esta masa entre dos papeles de horno dejando un grosor de un centímetro o un centímetro aproximadamente y la enfriamos en la nevera una media hora. Sacamos, quitamos el papel superior, colocamos nuestro número  sobre la masa y recortamos con la punta de un cuchillo o con un cutex de repostería siguiendo nuestro molde. Retiramos los restos y dejamos el número en el papel de horno donde hemos estirado la masa. Ponemos sobre una bandeja para que no se deforme y guardamos en la nevera hasta el momento de hornear. Unimos los restos, volvemos a estirar y cortamos nuestro segundo número. Repetimos toda la operación con los otros dos números, ya que haremos dos iguales de cada uno que formarán los pisos. Horneamos entre 12 y 15 minutos  a 180 grados, vigilamos el horno y desde que los bordes empiezan a estar dorados se retira. Son muy delicadas de manipular y se rompen con facilidad por lo que para pasarla a la rejilla de enfriar no debemos quitarla del papel  de horno sino poner la rejilla a la altura de la bandeja donde hemos horneado y ayudándonos con una pala ancha o pala de tartas mover a la rejilla con papel incluido.

Para la preparación de la crema de limón (hemos usado Thermomix):

Rallar la piel de dos de los limones y exprimir los cuatro limones. Colar el zumo y reservar. Poner el azúcar en el vaso de la TMX y pulverizar a máxima velocidad durante 5 segundos aproximadamente. Añadir la ralladura de limón y volver a pulverizar otros 20 segundos a la misma velocidad. Añadir el zumo de limón, la mantequilla y los huevos y batir unos segundos a velocidad 3 para que se mezclen los ingredientes. Programar 10 minutos a 80 grados, velocidad 2. Pasado ese tiempo comprobar que tiene consistencia como de una crema pastelera, si no es así se programan 3 minutos más. Cuando enfría espesa aún más. Volcar en un bol y poner un film pegado a la superficie hasta que enfríe. Mejor que esté unas cuantas horas en la nevera antes de su uso.


Para el merengue italiano
Ponemos en el bol de la batidora, amasadora, o lo que vayas a usar, las claras y comenzamos a batirlas a velocidad media. Mientras tanto, (es bueno tener una batidora que no requiera mantenerla con la mano), ponemos en un cazo 300 gramos de azúcar (reservar 100), y el vaso de agua, sin remover dejamos que el agua y el azúcar lleguen al punto de bola-medio, o a alcanzar los 120º si dispones de termómetro. El truco para comprobar el punto del almíbar es meter una espumadera y soplar por los agujeros con cuidado, cuando salgan pompas como las de jabón, ya estará listo. No perdemos de vista mientras tanto las claras, y cuando estén medio montadas le añadimos los 100 gramos de azúcar que habíamos reservado en forma de lluvia, despacio. Una vez que el almíbar alcance su punto, lo vamos añadiendo al bol de las claras, sin detener la máquina en forma de hilo, poco a poco, hasta finalizar, aumentamos la velocidad y dejamos batiendo 10 o 12 minutos más. Hasta que al tocar el bol esté casi frío. Opcionalmente puede añadirse un poco de zumo de limón o unas gotas de esencia de vainilla para aromatizarlo. 

http://todoconazucar.blogspot.com.es/

Montaje de la tarta:
Trasladamos nuestras dos primeras galletas a la bandeja o caja de presentación con sumo cuidado para que no se rompan. Les ponemos delicadamente una capa fina de crema de limón. Pasamos el merengue a una manga pastelera con una boquilla redonda y ponemos montoncitos de merengue por toda la superficie. Seguidamente ponemos crema de limón sobre las otras dos galletas que formarán el segundo piso y, con la crema ya puesta, las colocamos cuidadosamente sobre los montoncitos de merengue. Repetimos la colocación del merengue y adornamos a nuestro gusto con el resto de los elementos. 


Es una tarta muy vistosa y colorida.


¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.