TARTA DE CHOCOLATE Y MAZAPÁN

Una receta de Esther Rodriguez


Esta tarta se hizo para un almuerzo familiar donde había adultos, jóvenes y niños. A todos les gustó mucho, tanto, que como casi siempre no tengo fotos del corte. La base es un bizcocho de chocolate con buttermilk que queda bastante jugoso, inspirado en una receta de Tartadacabra. No obstante, añadí más humedad con un almíbar hecho con licor de caramelo y vodka y está relleno de ganaché de chocolate simple. La cubierta es de mazapán de la marca blanca de Lidl (con lo bueno que es, y lo poco que se consigue aquí en Gran Canaria) y, los adornos de chocolate son de Chocolat Factory que nos gusta mucho, como ya vieron en la receta de Victoria de chocolate y mayonesa con la que se abrió este Blog.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
225 g chocolate negro de calidad (al 70% de cacao)
65 g de cacao en polvo (p. ej. de Valor, sin azúcar)
175 g de mantequilla
4 huevos L
300 g de azúcar blanco
175 g de harina
cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de levadura química
¼ cucharadita de sal
cucharadita de esencia de vainilla, añadida al buttermilk

240 ml de buttermilk (o leche con un chorro de limón dejada reposar por un rato)

Para el almíbar:
Azúcar
Agua
Un chorrito de licor de Vodka Caramelo

Para el ganaché de chocolate:
300 nata líquida al 35%
300 chocolate negro.

Para la cubierta:
2 paquetes de mazapán de 250grm
Adornos de chocolate al gusto.

Precalentar el horno a 170/180ºC (según horno). Engrasar un molde redondo de entre 24 y 26 cm.  y otro más pequeño de entre 18 y 10 cm. y acondicionarlos de la manera habitual (spray antiadherente, mantequilla y harina espolvoreada, aceite…). Poner el chocolate, polvo de cacao y la mantequilla en un cuenco y ponerlo en el microondas a fundir a la mínima potencia o al baño maría, como acostumbres, para que se funda tranquilamente el chocolate sin quemar. En el cuenco normal de la batidora poner los huevos con el azúcar y mezclar bien a alta velocidad (con las varillas). Añadir la mezcla de chocolate/mantequilla y mezclar hasta que quede todo bien unido.

Poner la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal en un cuenco grande y tamizar. Añadir un tercio aproximadamente de la mezcla de harina a la de chocolate y mezclar hasta que quede bien incorporada (no mezclar más de lo imprescindible). Añadir la mitad del buttermilk con la vainilla y mezclar de nuevo hasta que quede bien combinada. Repetir con otro tercio de la harina, y con el resto del buttermilk. Y por último, añadir el último tercio de la harina y mezclar bien. Se puede hacer simplemente con una espátula. (A veces puede parecer que la mezcla se corta, pero se arregla al añadir la harina y seguir mezclando).

Poner la mezcla en el molde o moldes preparados.

Hornear durante 35-40 minutos, según tamaño de los moldes o hasta que puedas clavar un pincho de madera en el centro y salga casi sin migas pegadas. 

Sacar del horno y déjalo enfriar en el molde durante 10 minutos y cuando pase una hora sacar del molde y déjalo enfriar del todo sobre una rejilla. Y, para montar la tarta mejor dejarlo hecho desde el día anterior, así será más fácil de cortar.
También debe prepararse el día anterior el ganaché de chocolate. Se calienta en un cazo o en el microondas la nata sin que llegue a hervir. Se añade el chocolate en gotas o troceado y se retira del fuego. Se remueve bien hasta integrarlo. Se deja enfriar y se guarda en la nevera.

Se prepara el almíbar poniendo al fuego el azúcar con agua hasta que quede mojada y se deja sin tocar hasta que el azúcar se disuelva del todo. Se retira del fuego y se añade el licor. Si se utiliza recién hecho es más fácil de aplicar. Funciona bien poner el almíbar en un biberón de repostería para mojar los bizcochos, también puede extenderse con un pincel.

PARA MONTAR LA TARTA

Cortar los dos bizcochos en dos o tres capas (según la altura del bizcocho) y colocar en un disco de cartón una capa del bizcocho grande, rociar con almíbar y añadir una capa de ganaché de chocolate nivelando la superficie todo lo posible, colocar el segundo bizcocho, rociar de nuevo, y añadir otra capa de ganaché y poner el último bizcocho, si pudiste hacer 3 discos. Rellenar de ganaché lo más posible los huecos entre los bizcochos. Hacer lo mismo con el bizcocho pequeño por separado. Guardar en la nevera o un rato en el congelador.

Estirar el mazapán con un rodillo en una superficie fresca cubierta con azúcar glass. Aquí es donde el mazapán demuestra su valor. Si es bueno, puede trabajarse como el fondant, no se pega mucho, no está muy seco y no se agrieta. En otros casos ocurre todo lo contrario y no se consigue el mismo acabado. Cortar dos discos de mazapán del tamaño de los bizcochos. Forrar las tartas de manera similar a como se haría con fondant.

Para montar un bizcocho sobre otro, colocar unas brochetas enterradas en el bizcocho inferior justo debajo de donde colocarás el bizcocho pequeño, corta lo que sobresalga de la brocheta y coloca el bizcocho pequeño.
Para los fallos pide ayuda a Factory Chocolat que tienen miles de cosas bonitas para taparlos o dejar volar la imaginación.



2 comentarios:

  1. Guauuuu! pedazo de tarta. Les ha quedado preciosa.
    Felicidades y buena suerte en esta andadura :)))
    bsss

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por dejar tu comentario, esperamos tu compañía en esta aventura.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.