TARTA DE MANZANA Y CRUMBLE DE NUECES

Una receta de Esther Rodriguez

La manzana fue creada para las tartas ¡En serio!.  
Me imagino que alguien habrá intentando coleccionar las recetas de tarta de manzana y se habrá desesperado al no poder finalizar la colección nunca, son infinitas. A mi particularmente me gustan las manzanas que crujen al masticarlas, esas que no están demasiado maduras ni resultan "tierrosas" (así decimos por aquí y todo el mundo sabe a qué nos referimos). Pero, incluso a quienes no les gustan mucho en su estado natural, pueden llegar a apreciarlas seriamente si forman parte de dulces que la tengan como ingrediente. Y es que la manzana se transforma muchísimo.
En mi casa esta ha sido un éxito. Es cremosa por dentro, y resulta difícil precisar cuando la pruebas qué lleva o de qué manera se han puesto los ingredientes. Ligeramente tibia y acompañada de helado de vainilla es una delicia para servir como postre. 
Yo ví la receta en blogexquisit y ya me quedé con ella en ese apartado donde vamos poniendo las recetas definitivas, con una notita para la próxima vez que dice "NO CAMBIAR NADA". Y además es fácil.

Ingredientes:
Para la base:
155 gramos de harina 
1 cucharada grande de azúcar
80 gramos de mantequilla
1 yema de huevo.
Para el relleno:
3 manzanas (yo usé Fuji)
20 gramos de mantequilla
80 gramos de azúcar
2 huevos
185 gramos de nata (mínimo 35% materia grasa)
1 cucharadita de extracto de vainilla.
Para la cubierta:
70 gramos de harina
2 cucharadas grandes de azúcar moreno
40 gramos de nueces
60 gramos de mantequilla.

Preparación:
Para hacer la base se mezcla la harina y el azúcar en un bol, se añade la mantequilla (que estará a temperatura ambiente), la yema de huevo y 2 ó 3 cucharadas soperas de agua, formando con todo ello una bola homogénea. Poner la masa entre dos hojas de papel de horno y estirar con un rodillo hasta que la masa tenga el tamaño del molde que vamos a cubrir, teniendo en cuenta que cubriremos el fondo y los laterales. El molde a usar no debe ser muy profundo y debe untarse con mantequilla antes de ponerle la masa. Reservar en la nevera al menos 20 minutos. Con los recortes de masa puedes hacer una manzanita para la decoración.
Cubrir el fondo del molde con papel de horno y legumbres secas o bolitas de hornear y poner al horno a 190º durante unos 15 minutos. Retirar, quitar las legumbres y el papel, bajar la temperatura a 180º y hornear 5 minutos más. Sacar y dejar enfriar dentro del molde. La manzanita puedes ponerla en otra bandeja del horno mientras se hace la masa inicial, es decir en los 15 primeros minutos estará. Se reserva hasta que la tarta esté terminada. 

Para hacer el relleno, poner las manzanas troceadas y peladas en un cazo con la mantequilla, 40 gramos de azúcar y 2 cucharadas grandes de agua. Tapar y dejar a fuego suave durante 15 minutos, hasta que estén blandas. Quitar la tapa y dejar evaporar el líquido durante 5 a 10 minutos más. Aplastar con una cuchara y formar una crema que dejamos enfriar.
Batir los huevos, la nata, 40 gramos de azúcar y la vainilla y cuando la manzana esté fría, repartidla sobre la base de la tarta con cuidado y añadir la mezcla de huevos y nata. Poner al horno durante unos 20 minutos a 180º.

En esos 20 minutos podemos preparar la cubierta. Para ello mezclamos con las manos, la harina, la mantequilla, que en este caso deberá estar fría y cortada en daditos, el azúcar y las nueces, hasta que quede mezclado. Retiramos la tarta del horno, repartimos esta mezcla y horneamos 25 minutos más. Sacamos del horno ponemos la manzanita de adorno y dejamos enfriar dentro del molde. 

¡Buen plan para un domingo como este! !Que tengan muy buena semana!



1 comentario:

  1. Tiene una pinta estupenda!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.