martes, 27 de agosto de 2013

TARTA DE FRUTAS. Paso a paso


Cerca de 30 años haciendo esta receta que sigue siendo la favorita de uno de mis hijos. Cada año por su cumpleaños me pide la misma tarta que solo se modifica en las frutas que contiene y en algún ingrediente que con el paso de los años he tenido que cambiar. 
Por ejemplo, al principio le ponía petit suisse natural, pero eso hoy no existe, al menos en Canarias, así que lo he sustituido por queso fresco quark  de danone, o philadelphia. El resto todo igual, porque la marca de la gelatina me la sigue trayendo cualquier amiga cuando viaja a Alemania, ya que la marca Dr. Oetker, no la comercializa en mi tierra. Así que si no la consigues puedes utilizar cualquier otra gelatina o glaseado hecho con confitura de albaricoque por ejemplo y un poco de agua diluidas al fuego.  Yo uso esta porque solidifica muy rápido y en este caso es lo que me interesa. Pero este paso no es indispensable, sencillamente queda mas bonita y brillante la fruta y la conserva perfecta durante varios días en la nevera. 
En cuanto a la crema  siempre he usado una natilla instantánea por dos motivos, uno, porque en Canarias es muy habitual usar la natilla inglesa Pearce Duff, y la otra porque suelo hacer esta tarta en Agosto y con el calor me quedo mas tranquila no usando cremas que llevan huevo.
Las cantidades que he puesto, dan para un pastel del tamaño de la bandeja del horno, o para un molde redondo de 23 cm. en ese caso lo abrimos en dos y nos salen dos pasteles, ya que se trata de una tarta no muy gruesa, fresquita y ligera que igual usas de postre, que para acompañar la merienda.
Las frutas que usamos depende de la temporada. En este caso hemos puesto fresas, plátanos, uvas, kiwis y mangos, pero en otras ocasiones utilizo melocotones en almíbar cortados, o gajos de mandarinas, cerezas ácidas de las que vienen en bote.... el caso es disfrutar de los sabores y contrastes de colores. 

INGREDIENTES 

5 huevos
5 cucharadas de agua
125 gr. de azúcar
1 cucharadita de vainilla o azúcar avainillada
1 cucharadita de levadura en polvo
130 gr. de harina
400 gr. queso fresco 
2 cucharadas de natillas en polvo Pearce duff o puding de vainilla de cualquier marca, o hacer una crema pastelera.
400 ml de leche entera
1 cucharada sopera de azúcar.
2 sobrecitos de gelatina en polvo del Dr. Oetker (no indispensable).
Frutas según nuestro gusto.

ELABORACIÓN

Encendemos el horno a 180º.
Separamos las yemas de las claras, y comenzamos por batir las claras a punto de nieve con una cucharada del azúcar.
Reservamos.
Ahora batimos enérgicamente las yemas con las cucharadas de agua, la esencia de vainilla y el resto del azúcar. Las batimos hasta que blanqueen y aumente su volumen considerablemente. 
Añadimos la harina junto con la levadura tamizadas envolviendo con la espátula y al final añadimos las claras montadas a punto de nieve.


Vertemos sobre la bandeja del horno, que yo he forrado con papel vegetal, pero que puede estar untado simplemente con mantequilla y espolvoreado con harina para que no se pegue.

Al horno unos 15 minutos si lo hacemos en la bandeja, pero 40 minutos si usamos un molde redondo de 23 cm, porque tendrá mas altura. Dejamos enfriar sobre una rejilla, que se puede usar la misma rejilla del horno puesta al revés.

Mientras enfría preparamos la crema de vainilla que este caso usamos las natillas Pearce Duff, mezclando dos cucharadas de los polvos con 400 ml de leche entera.
Ponemos al fuego la leche de la que hemos apartado medio vasito donde disolvemos los polvos. Una vez que hierve la leche la apartamos del fuego y vertemos la mezcla anterior. Espesará casi instantáneamente.

Dejamos enfriar, pero cubriendo con un film pegado a la superficie para que no haga nata.
Vamos lavando y cortando las frutas que hemos elegido.
Una vez frío, podemos empezar a untar nuestro bizcocho con el queso fresco, siendo generosos para que quede bien cubierto.
Sobre el queso vertemos entonces la crema de vainilla y colocamos la fruta como mas nos apetezca. A mi me gusta que los colores hagan contraste, pero también queda estupenda toda con un solo tipo, por ejemplo toda de mandarina.

Ahora ya terminada la cubro con gelatina preparada según las instrucciones del fabricante. Aunque tengo la costumbre de sustituir el agua por el zumo de alguna fruta. Por ejemplo zumo de naranja, o el almíbar de las latas de melocotón si he optado por esa fruta. También puedes hacer un sencillo glaseado con unas cucharadas de confitura de albaricoque, que pega con todo, y un poco de agua, que calientas al fuego y luego pincelas todas las frutas.
Y a la nevera.
Como no lleva nada de nata ni huevos en las cremas es una tarta ideal para llevar a asaderos o fiestas al aire libre en verano, sin miedo a que se estropee. 

*Cuando en lugar de usar la bandeja de horno hago dos tartas redondas, una suelo hacerla de fruta variada y la otra de cerezas ácidas de bote y la acompaño con un buen cuenco con nata montada y sin apenas azúcar
¡¡A disfrutar!!.

8 comentarios:

  1. No me extraña que sea la preferida por tu hijo porque tiene un aspecto formidable, de buena gana me comería yo ahora un trocito.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pués si te fijas apenas tiene azúcar, para la cantidad de porciones que sale. Y grasa solo la del queso, que puedes ponerlo light, por lo tanto puedes comerte un trozo ahora y otro dentro de un rato. Un saludito Ra

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias por tu visita...prueba a hacerla, es mucho mas simple de lo que pacere...lo que pasa es que me puso a hacer fotos y da la impresión de ser mas complicada. Un saludito

      Eliminar
  3. Hola Victoria! Encantada de conocerte gracias a un comentario que has dejado en mi blog. Me gusta mucho todo lo que veo, y como yo en cuestión de dulces soy bastante básica, me viene muy bien. Tu tarta es fabulosa, y un paso a paso estupendo, me gusta mucho!
    Un besito grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pués estupendo, porque en mi caso es al revés no soy muy buena con lo salado y menos con las verduras. Vi tu receta de la coca con acelgas y me inspiró. No pude hacerla por falta de levadura pero sí me puse manos a la obra con una tortilla de papas con muuuuchas acelgas. Y por cierto estaba muy buena. ¡Gracias por tu visita y por la inspiración!

      Eliminar
  4. Hola Victoria, mañana es la celebración de mi hermana, que también se llama Victoria y se la voy a hacer. ¿Pasa algo si la hago el día anterior? ¿ A que temperatura pones el horno? Muchas gracias por compartir esta receta, seguro que mañana triunfo con mis tarta gracias a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, que coincidencia, yo cumplo la próxima semana. Seguro que te queda estupenda. De un dia para otro no tienes ningún problema, cúbrela con film y a la nevera, se te mantiene perfectamente un par de dias. Nunca la hago para el mismo dia, porque no estaría suficientemente fria.. El horno a 170-180º. Ya me contarás como te ha salido. Y gracias por avisarme lo de la temperatura, ahora mismo lo corrijo.

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...