CUP CAKE GIGANTE

Una receta de Esther Rodriguez
PARA NÉSTOR
O cup cake para un gigante. Cuando Néstor leyó su proyecto de fin de carrera como Ingeniero Superior en Telecomunicaciones me pidió, (que para eso soy su tía, a la que le gusta mucho hacer dulces), un “algo” para llevar a sus compañeros y/o amigos de “fatigas”.  Grande tenía que ser, porque en teoría era para muchos, así que opté por preparar un cup cake gigante, (!por llamarlo de alguna manera¡ igual hay que fijarse un poco para verle el parecido a un cup cake ¿no?, ¡¡todo sea por aprovechar los moldes existentes!!)  teniendo en cuenta que gigante también es Néstor, no sólo físicamente, por lo que mide, sino también por cómo cursó su carrera de manera tan brillante, ¡¡que tiene a su familia muy orgullosa de él¡¡. Así que… ¿Quién podía negarse?
Por cierto, lo que aparece en alguna de las fotos al lado de la tarta, pretendió ser un casco de Vikingo, con un significado especial para el homenajeado.

Ingredientes:
Para el bizcocho:
6 huevos
2 yogures (usé griego natural y desnatado)
2 vasos (usar como medida el vaso de yogur) de aceite de oliva sabor suave.
3 vasos de azúcar y dos cucharadas soperas de miel de abeja. (La receta normal son 4 vasos de azúcar).
6 vasos de harina de repostería (el último vaso se completa con 3 cucharadas soperas de cacao en polvo)
1 sobre de levadura royal.
1 cucharadita de pasta de naranja (usé la de Home Chef).

Para la crema de naranja.
200 gramos de nata líquida (35% mg)
300 gramos de chocolate blanco
2 cucharadas grandes de gelatina en polvo sabor naranja
1 cucharadita de pasta de naranja.

Para la crema de chocolate.
340 gramos de chocolate negro.
385 gramos de nata líquida (35% mg)

Para el almíbar
300 gramos de azúcar
200 gramos de agua
El zumo de una naranja  y de ½ limón.

Si es posible, deben prepararse los bizcochos y el relleno el día anterior.
Acondicionar los moldes de hornear que vayamos a utilizar con spray antiadherente o pincelándolos con mantequilla. En este caso usé dos moldes convencionales que tenía en casa y que, con mucha imaginación, lo reconozco, podían convertirse en un cup cake gigante, porque gigante lo era y mucho. En la imagen pueden verse los moldes utilizados.
Empezamos preparando los bizcochos. Para ello batimos el aceite con el azúcar y la cucharadita de pasta de naranja hasta que esté bien disuelto. Sin dejar de batir, añadimos por este orden, las yemas de los huevos de una en una, el yogur, la harina y la levadura previamente tamizadas y, por último, las claras montadas a punto de nieve, que integraremos con una pala con movimientos envolventes. Ponemos la mezcla en los moldes repartiendo entre ellos la preparación y horneamos de uno en uno durante 50-60 minutos aproximadamente. Pinchamos con una brocheta para ver si están hechos, si sale seca el bizcocho está listo. Sacamos del horno y dejamos en una rejilla durante 10-15 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar del todo en la rejilla. Cuando estén completamente fríos envolvemos en una lámina de plástico y dejamos reposar. Al día siguiente, cortamos en tres discos cada uno de los bizcochos.

Para el ganaché o crema de chocolate trocear o rallar el chocolate y reservar. Poner la nata a calentar en un cazo y cuando esté a punto de ebullición añadir el chocolate rallado y remover bien con  unas varillas hasta que esté todo bien integrado. Dejar enfriar y reservar en la nevera durante unas horas o hasta el día siguiente.

Para el ganaché o crema de naranja proceder igual pero añadiendo después de tener disuelto el chocolate blanco las dos cucharadas de polvo de gelatina de sabor naranja y la cucharadita de pasta de naranja.


Preparar el almíbar poniendo en un cazo el agua, el zumo de naranja y limón y el azúcar. Llevar a ebullición hasta que tome un poco de consistencia. Dejar enfriar.

Antes de empezar a montar la tarta, batimos las cremas con las varillas como si fuéramos a montar nata. Al ganaché de chocolate se le puede añadir 50 gramos de mantequilla sin sal para que quede más ligera.

Protegemos el plato de presentación con tiras de papel de aluminio y colocamos el primer bizcocho que formará la base o pie del cup cake, mojamos generosamente con el almíbar y ponemos una capa de crema de naranja o de chocolate, el siguiente bizcocho con almíbar y otra de crema alternando las dos. Terminamos recubriendo los bordes laterales del bizcocho base con crema de naranja. Colocamos el bizcocho en forma de rosa encima, también cortado en capas, y procedemos igual pero sólo usaremos el ganaché de chocolate. Guardamos en el frigorífico hasta que se vaya a cubrir con el fondant.
Finalmente, cubrimos la parte baja con fondant blanco y  papel de azúcar celeste con lunares blancos, ¡que también se come¡ a modo de envoltorio de cup cake y con manga pastelera provista de una boquilla rizada grande distribuimos el ganaché de chocolate por la parte superior. Finalmente, colocamos un suspiro (merengue horneado) en la cúpula a modo de guinda. 


Saludos y feliz regreso a la normalidad del mes de septiembre



5 comentarios:

  1. Que pinta más buena, con tu permiso cojo un trocito, mmmmm rico,rico. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Norma. Coge lo que quieras que hay muuucho

      Eliminar
  2. Que preciosidad! Yo también tengo ese molde, es tremendo, queda todo tan bien presentado...

    ResponderEliminar
  3. La verdad Ana es que mirando sólo los moldes daba más "el pego" como cup cake, pero creo que puede mejorarse colocando de otra forma el frosting. Será para la próxxima gigante ocasión. Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  4. Se ve lo gigante del amor que se siente por un sobrino y grande también el sabor de esta rica cupcake.
    Enhorabuena a los dos.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.