domingo, 22 de septiembre de 2013

TARTA PIRATA. Como organizarme.

Prepárate para organizarte bien si has decidido meterte a hacer una fiesta pirata para 75 personas y hacer una tarta de dos pisos llena de machanguitos como esta.  Sobretodo si como nosotras, trabajas además fuera de casa y apenas tienes libres algunas horas por la tarde.


Cuando pensé en la tarta para la fiesta pirata del cumple de mi nieto, nunca imaginé que terminaría en un lío como este. Tengamos en cuenta que no tengo formación culinaria que no sea los libros de cocina y lo que pillo por internet. Por lo tanto la cosa se me complicaba enormemente cada vez que decidía añadir un nuevo detalle a una tarta que empezó siendo muy sencillita. Es decir, ni 3D, ni dos tartas de 22 y 28 cm, ni dorados ni nada de muñecos de fondant ni pasta de chocolate ni nada parecido. Pero cada día que pasaba yo misma iba complicando mas y mas sin apenas darme cuenta.
Menos mal, que lo fuimos haciendo con tiempo, y hablo en plural porque en esta ocasión empecé compartiendo los pensamientos e ideas, para terminar compartiendo el trabajo de hacer figuritas con mi hija y con mi nuera. 

La semana antes nos pusimos una tarde con tranquilidad a darle forma al pulpo pirata amarillo, que vi en la chica de las tartas, sin saber muy bien donde lo colocaríamos. Banderas piratas, mapas del tesoro, catalejos, conchitas para la playa... un montón de figuras para decorar pero que en este momento no tenia ni idea de que haría con ellas. El caso era hacer relajadamente algo que en el ultimo momento me generase mucho agobio, y yo bajo presión soy un desastre.


Esa misma tarde hicimos los baúles del tesoro con fondant, los herrajes que pintamos con polvos comestibles plata y bronce,  añadimos unas perlas doradas para el contenido. Preparamos el cangrejo y el loro pirata con su parche en el ojo y el tatuaje en el ala, la pala, el catalejos, los barriles de ron , el capitán pirata, y teñimos el azúcar en colores amarillo y rojo, con la intención de hacer la arena para la isla del tesoro.
Lo mas preocupante, la palmera. La hicimos forrando una brocheta de madera con fondant marrón aparte las hojas y los cocos, y todas estas cositas las guardamos en un tupper sobre papel de horno, si  tener muy claro si se secarían, endurecerían y se conservarían bien. ¡Lo peor que podía pasar era que el mismo día del cumple, tuviera que desistir, y eso para mi no es un problema soy experta en cambiar de opinión en el ultimo momento y que no pase nada.

La tarta de gianduja (chocolate y avellana), tenia que estar lista para el viernes y el lunes empecé con los bizcochos. Mezclar, hornear, enfriar envolver bien con papel de aluminio y luego film antes de meter en el congelador. De este modo el martes tenía los dos bizcochos congelados, uno de vainilla, que saqué de tartacadabra y que era el de 22cm, y el otro el de 28, era igual pero con chocolate y estas otras proporciones.


BIZCOCHO DE BUTTERMILK Y CHOCOLATE DE 28cm.

5 huevos
300 de harina
75 de chocolate en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
325 de leche entera cortada con el zumo de medio limón. (leche, medio limón, y esperar 5 minutos). O Buttermilk, que se encuentra en supermercados grandes.
2 cucharaditas de esencia de vainilla
185 de mantequilla
300 de azúcar
El como se hace aquí lo tienes. Ambas tartas llevan los mismos ingredientes, pero en muy distintas proporciones, mientras una es de chocolate y bien negrita la otra es mas avellana y vainilla y de color amarillo.
El asunto era satisfacer al homenajeado que quería todo chocolate y también a aquellos que prefieren algo mas suave.
El martes preparé el ganache de chocolate y avellana para hacer gianduja.

INGREDIENTES CREMA GIANDUJA PARA LAS DOS TARTAS (22 y 28 cm)
2 litros de nata
3 tabletas de chocolate negro
6 cucharaditas bien colmadas de pasta de avellana. Utilicé Home Chef.

ELABORACIÓN
Poner al fuego la nata y cuando empiece a hervir apartar y añadir el chocolate en trozos y la pasta de avellana. Remover bien hasta que quede homogénea. Una vez fría, a la nevera cubierta con film, como mínimo 24 horas.

El miércoles, me dedique a hacer unos 36 cupcakes, que guardé en latas, y las cremas que metí en la nevera. Las receta ya la colgaré mas adelante, pero eran unos de red velvet, otros de frambuesas y otros de limón, decorados con crema de queso, con merengue suizo y pulpos de pasta de chocolate, figuritas de azúcar y cartelitos de la fiesta.

El jueves por la mañana ultimé la crema de gianduja, batiendo como si fuera a montar nata simplemente hasta que cambia de color y aspecto formando una delicada pero consistente mousse. Advierto que es una crema riquísima y que a los niños les encanta, porque es un sabor conocido, no olvidemos que tanto Nutella como Nocilla contienen chocolate y avellana. Corté los bizcochos en tres capas, pincelé con un almíbar sencillo (50% agua y azúcar hasta que hierva) la tarta mas grande, que era para los niños y la mas pequeña, tenia además un poco de licor de avellanas Frangelico, rellené y cubrí con una abundante crema y de nuevo a la nevera.

Esa misma tarde tocó ver que había pasado con las figuritas que habíamos hecho con tanta antelación y que seguían guardadas sin atreverme ni a mirarlas. Me alegré al ver que todo estaba perfecto. La hojas de palmera se endurecieron pero no del todo, estaban tiesitas paro maleables, así que la pinche en un corcho para poder trabajar con ella con comodidad y con pegamento comestible le pusimos las ramas y los cocos, todo mantenido con unas pajitas a modo de horcón, esperando que se secara y mantuviera hasta la tarde del día siguiente. Eso, además de preparar decenas de sándwiches, medias noches, croissant, rellenos, y dar un repaso a las cosas que teníamos preparadas para la decoración, manteles, vasos, platos, golosinas, nubes, barcos llenos de pastillas de chocolates, piruletas y ni se cuantas cosas mas.

Por fin llegó el viernes y comprobé que la palmera seguía perfecta y pude quitar las pajitas que la sostenía. Las figuritas todas estupendas y el azúcar seguía suelta y brillante en un bote de cristal bien cerrado, preparado para hacer su papel como arena de la isla del tesoro.  Forré ambas tartas con fondant, y como se hace puedes verlo aquí, le puse las estacas con brochetas de madera y pajitas,  para que soportase la tarta superior, a la que había puesto una base de cartón finito dorada para poderla cortar con mas comodidad.
Se me fue toda la mañana desde muy temprano en cubrir las tartas con fondant, colocar las figuras y terminar la decoración haciendo las rayas rojas, colocando las perlas doradas en el borde de la misma, la cinta de unión negra de fondant y algunos detalles mas.
La mesa dulce terminamos de completarla con un delicioso brownie de chocolate con nueces y un pastel de zanahorias que aportó la otra abuela y que eran de las recetas del libro de thermomix y que por cierto, estaban buenísimas, pero que en un horrible descuido la foto se sacó antes de que llegara.
¡Ya sabes, una fiesta pirata de 75 personas, es una semana de trabajo!  
La mesa dulce antes de añadir el brownie


8 comentarios:

  1. Maaaaaaadre de Dios... no se si me he quedado más sorprendida por la tarta o de enterarme que tienes un nieto ,¿pero si se ve que estás hecha una chavalilla?..bueno, me voy corriendo que yo deberia de estar aquí ahora mismo..pero queria darte la enhorabuena por tu pedazo de monumento-tarta, y escondete antes de que venga el Joose..
    felicidades a tu nieto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy dios...¡¡ como venga Jose me va a poner bonita. ¡Fondant! usar fondant...a mi sola se me ocurre... lo peor de lo peor¡¡ no se donde esconderme Macu. Mi palabra de honor que no vuelvo a usarlo hasta el año que viene, que vuelve a cumplir el niño y me pide una de marcianos. Desde hoy hasta el año que viene no volveré a tocar esas cosas...solo hojaldres, cremas pasteleras, pasta brisa, ganeche de chocolate. ¡lo prometo!!

      Eliminar
  2. Y si has calculado para 80 y solo aparecen 60 ¿que haces con las cosas que sobran?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Edith, eso a mi me ocurre casi siempre, que me sobra, porque tengo una tendencia a creer que todo es poco. En este caso justo sobró la tarta alta completa y unos cuantos cupcakes. La tarta la partimos en porciones y se han congelado. Te puedo decir que ya han sacado algunas y están igual de buenas que el primer día. Yo personalmente congelé unos cupcakes de red velvet con crema y todo puesta, y he sacado alguno con apenas 20 minutos de antelación y están como recién hechos. Eso sí, dentro de un envase de plástico bien cerradito. En repostería yo me he atrevido a congelar de todo y siempre me ha funcionado, menos los hojaldres ya horneados y los merengues, esas dos cosas a mi no me funcionan.

      Eliminar
  3. Buenas! La tarta está genial!! Cómo hiciste para que el fondant se te endureciera?? Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Michi... lo único que quería que endureciera eran la hojas de la palmera...y como ves en la foto estuvo sostenida con unas pajitas hasta que secó bien el pegamento. Al fondant le puse CMC la proporción es de una cucharadita por cada 250 gr de fondant, amasas y dejas reposar bien envuelta la masa en film o plastico durante una hora, hasta que reaccione con el fondant, entonces ya puedes usarlo y dejarlo secar. Si no esperas a que reaccione la mezcla, no te va a funcionar. Una vez hechas las hojas las guardé hasta el dia antes de la tarta que fue cuando la pegué al tronco. El resto de los muñecos no tienen nada, porque no quería que endurecieran mucho, porque a los niños les gusta morderlos. Así que solo los dejé secar un poco y luego guardados en un envase de plástico o cartón. Y se hace mucho calor...mas de 30º, pues los meto en la nevera sin ningún problema. Me alegra que te haya gustado la tarta. Un saludito y gracias por visitarnos

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...