PASTEL SEMIFRÍO DE YOGUR Y FRAMBUESAS

Una receta de Esther Rodriguez

Después de cuatro recetas seguidas con chocolate este blog está pidiendo a gritos algo ligero y fresco. Este pastel lo hice para la cena de fin de año buscando precisamente una receta que reuniera estas cualidades de algo refrescante y ligero, en la medida de lo posible, y que a la vez resultara navideña de aspecto. Se me ocurrió combinar dos ideas que había visto por separado en la red. Una “tarta de yogur” de thermorecetas.com, que en el original llevaba una base de galletas en vez del bizcocho que yo utilicé, pero de la que saqué el relleno, y otra receta denominada “tarta mousse de chocolate blanco con coulis de fresas” de la página mercadocalabajio.com de la que me inspiré para el resto. Otro punto a favor de esta tarta es que se hace en un momentin. Aunque yo en este caso he usado Thermomix estoy segura que será igual de fácil sin ella, sólo que seguramente se usarán algunos cacharros más en la cocina que habrá que lavar.

Ingredientes:
Para la base de bizcocho genovés:
4 huevos
120 gramos de azúcar
120 gramos de harina
Una pizca de sal.
Para la mousse de  yogur: (se usaron estas cantidades x 2)
6 hojas de gelatina
3 yogures naturales sin azúcar (usé griego de Danone)
200 gramos de nata líquida
1 bote pequeño de leche condensada
Para el coulis de frambuesa:
250 gramos de frambuesas
125 gramos de azúcar.

½ bote de mermelada de frambuesa (usé “La vieja fábrica”)


Es conveniente disponer de un molde desmoldable para esta tarta. Yo usé uno de 26 centímetros y realicé el relleno de yogur en cantidades dobles para que la tarta tuviera bastante altura. Si se quiere más bajita se puede hacer con las cantidades indicadas.

Preparación del bizcocho. Se usó la TMX pero puede hacerse perfectamente sin ella.
Poner la mariposa en las cuchillas y añadir los huevos y el azúcar programar 6 minutos 37º velocidad 3 y ½. Cuando finalicen programar 6 minutos más sin temperatura y a la misma velocidad. Añadir la harina y la sal y programar 10 segundos a velocidad 1 y ½. Terminar de envolver la harina con la espátula suavemente.
Volcar en una placa para bizcochos. En esta ocasión usé una de silicona.

Preparación de la mousse de yogur. Poner las hojas de la gelatina a hidratar en un bol con agua fría que las cubra. Ponemos en el vaso de la TMX los yogures, la nata, la leche condensada. Programamos 2 minutos velocidad 3, y sin parar la máquina vamos echando por el bocal la gelatina líquida poco a poco (para hacer líquida la gelatina la calentaremos con un toque de microondas a baja temperatura).

Preparación del coulis de frambuesa. Lavar las frambuesas y cortar en trozos pequeños, ponerlas en un cazo con el azúcar. Poner a fuego medio hasta que se reduzca su volumen más o menos a la mitad, unos 20 minutos. Finalizada la cocción batir con una batidora, y si quedara muy líquido puede volver a ponerse al fuego para reducir unos minutos más.

Montaje del pastel:
Cortar la plancha de bizcocho genovés formando dos discos del tamaño del molde que vaya a utilizarse. Si los discos no salen enteros con la plancha que disponemos no importa, puede formarse el círculo uniendo varios trozos.
Ponemos en el fondo del molde desmoldable un bizcocho genovés, añadimos una capa de mermelada de frambuesa generosa (si está de la nevera puede calentarse un poco para facilitar su distribución por toda la superficie). Colocamos el otro disco de bizcocho genovés por encima. A continuación ponemos nuestra mousse de yogur encima y colocamos el coulis en un biberón de repostería si se dispone de él, en caso contrario se puede usar una cuchara para distribuir el coulis. Con la ayuda del biberón vamos dejando caer el coulis sobre la mousse de yogur formando una espiral desde el centro hasta los bordes, o formando círculos concéntricos. Después, con una brocheta de madera vamos haciendo remolinos o formando “ochos” alrededor del coulís sin miedo, intentando que se reparta por el interior de la tarta, pero que no se mezcle con la mousse de yogur. Cuando más se remueva, más arabescos se formarán y podrán apreciarse en el corte. Si se remueve poco se verán los arabescos sólo en la superficie.
¡Hasta la próxima!



7 comentarios:

  1. Tiene una pinta rica rica y parece de esas tartas que entran muy bien, ligeras y frescas. Gracias por compartirla.
    Saludos

    Susana [Muchomasquecupcakes]

    ResponderEliminar
  2. Que tarta tan divina!!! este fin de semana tengo cenita con amigos, lo mismo te la copio y te cuento... Besos

    ResponderEliminar
  3. Una tarta preciosa!!, me llevo la receta.
    Me chiflan los semifrios y este debe estar espectacular
    Un beso
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Se ve refrescante y gustosa, yo me comería un buen trozo, vamos... que a lo mejor dos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola es la primera vez que me paso por tu blog, ( seguro que vengo asiduamente ), y es imposible no pararse a mirar, y quedarse con la boca abierta de la cantidad y variedad de tartas. Me voy a quedar por aqui , si no te importa.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola.
    He hecho la tarta esta mañana, puesto que me encantan todos los ingredientes y tenía ganas de hacer un postre así.
    Lo primero que me ha extrañado ha sido que la gelatina no se integrase en caliente, y he visto que se quedaba a grumos, pero he metido la tarta hecha a la nevera con la esperanza de que cuajase finalmente. A las horas, he ido a echar mano y nada, líquida.
    ¿he hecho algo mal?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Gema, efectivamente la gelatina se añade cuando está líquida y para ello hay que calentarla con un toque de microondas, voy a precisarlo mejor por si no quedó bien explicado. Es una pena que te quedara líquida porque ya ves por las fotos que cuaja muy bien. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.