TORTILLAS DE CARNAVAL DE MARUQUITA

Una receta de Esther Rodriguez
PARA LOS NIETOS Y NIETAS DE MARUQUITA


En Canarias es costumbre, (aunque ya no sé si debo decir “era costumbre”), hacer tortillas de carnaval coincidiendo con estas fiestas y, aunque es una receta de lo más simple, es curioso comprobar que en cada casa tenían un toque diferente. Todas llevan casi exactamente los mismos ingredientes que estas que hoy publicamos, excepto la batata, y en algunos casos también hemos visto que se añadía pan rallado a la masa. Por supuesto para mí las mejores eran las de mi madre, que eran de las simples, que no tenían sino los ingredientes básicos, pero la textura e incluso la forma de freírlas (muy finas y grandes) era espectacular. En casa de mi marido en cambio se hacían pequeñas, redondeadas y con más cantidad de harina. Bueno, tienen por supuesto lo que ya hemos comentado en otras ocasiones, el sabor de los recuerdos, que es imposible de reproducir hagamos lo que hagamos.
Y entonces, ¿porqué las de Maruquita?, la razón es simple. Hace ya algunos años mi amiga Elisa llevó a un almuerzo unas tortillas de carnaval hechas por su madre. ¡Estaban buenísimas!, y desde que las probé supe que tenían algún ingrediente más de los habituales, pero sin saber cuál era. Elisa me dejó el teléfono de su madre y allá que la llamé para pedir la receta que la señora me facilitó encantada y que guardo desde entonces. La mayoría de los ingredientes eran "a ojo", tal como cocinaban nuestras madres y, eso sí, me dijo que el Marie Brizart era indispensable, que no servía otro anís ¡y tenía razón! lo he comprobado.  La diferencia está en la batata amarilla y en enfriar bien la masa en la nevera antes de freírlas.
Ni Maruquita ni mi madre viven ya, lamentablemente. Y por eso, habiendo descartado que pueda reproducir las de mi madre, ni yo ni mis hermanos, aunque hagamos unas tortillas muy buenas, prefiero desde entonces hacer las de Maruquita que están buenísimas y no me producen la frustración de no encontrar el sabor de la infancia en ellas.
Para un almuerzo de este fin de semana pasado, donde iba a estar mi amiga Elisa, se hicieron estas tortillas que publicamos hoy. Y, por si acaso los nietos y nietas de Maruquita, algunos de los cuales queremos muchísimo por aquí, no tuvieran la precaución de pedir la receta a la abuela, aquí se las dejo para que no la pierdan.

Ingredientes:
-      5-6 huevos (dependiendo del tamaño)
-      1 Kg de batata amarilla.
-      Canela molida (al gusto)
-      Limón rallado (1 limón)
-      Matalaúva o anís verde en grano  (poner a la batata para guisarla) (una cucharada sopera)
-      ½ vaso de Marie Brizart 
-      Azúcar (a ojo, unos 200 gramos) No debe ponerse mucha cantidad porque se sirven con miel o sirope
-      Leche (a ojo, hasta ½ litro)
-      Harina hasta que espese (unos 500 gramos poco más)
       Aceite de girasol para freír.
  
Preparación:
Guisar la batata con la matalaúva. Cuando esté tierna escurrir el agua bien, triturar con un tenedor y mezclar con el resto de los ingredientes menos la harina que se deja para el final. Añadir la harina poco a poco, removiendo hasta encontrar la textura correcta, ni muy líquida ni muy espesa. Dejar reposar la masa en la nevera durante unas horas. Freír en abundante aceite de girasol, en porciones regulares, para que queden más o menos del mismo tamaño, por ambas caras dándoles la vuelta con ayuda de una espátula. Al sacarlas pasarlas primero a un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Y no acaba aquí la receta porque tan importante como la tortilla en sí, es su acompañamiento. Hay dos productos que eran los más usados en mi infancia,  la que aquí se denominaba "miel del león", que no era miel ni nada, sino uno más de tantos productos introducidos por los ingleses en nuestro mercado y que aquí se ha quedado para siempre. Realmente se trata de Lyle's Golden SyrupSirope dorado de Lyle un sirope de azúcar pero tiene múltiples aplicaciones en pastelería, buenísimo. Y, la otra opción, era la "miel de la virgen del Carmen", esta era la favorita en mi casa. Se trata de un concentrado de jugo de caña de azúcar que se produce en Málaga muy bueno y que me consta viene consumiéndose en las Islas desde hace más de 40 años. Se puede ver más información aquí.  Más tarde, se ha ido introduciendo también la miel auténtica de abejas cuya producción en las Islas ha ido aumentando en cantidad y calidad y nuestra miel de palma de la Gomera de la que ya hablamos aquí.       

Tipos de acompañamiento para las tortillas

Los corazoncitos como supondrán son una licencia para la repostería creativa, por cierto muy apañado para hacer cosas a los niños. He usado simples cortadores de galletas, que sean de aluminio por supuesto,  que se ponen en el fondo de la sartén de freír las tortillas (en este caso no ponemos mucha aceite para que no flote). Ponemos dentro la masa y bajamos el fuego para que cuaje dentro del cortador. Una vez que esté cuajada, con ayuda de unas pinzas retiramos el cortador y seguimos dando vueltas para freír por ambas caras. La forma tradicional de la tortillas es esta de la siguiente foto.
Hasta la próxima,

6 comentarios:

  1. Muchas gracias Esther. Me ha emocionado ese recuerdo de mi madre.... Tuve la suerte el domingo de compartir ese almuerzo y esas tortas de carnaval, pero sobre todo tengo tu cariño y amistad, que es una gran suerte. No dejen de probar la receta!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Esther, me ha parecido un homenaje precioso a mi abuela! Gracias a tu blog me he acordado de ella con su batita azul en la cocina de Tafira y alguna lagrimilla he echado, cómo se la echa de menos! Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Un beso Dácil y ánimo en tus propósitos.. ¡que ya se que estás muy cerca!.

    ResponderEliminar
  4. Con esos acompañamientos estas tortillas son de categoría.
    un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Irmina, siempre se agradece la visita de la autora de uno de nuestros blog favoritos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.