lunes, 28 de abril de 2014

MILHOJAS DE CREMA

Tengo que confesar que soy de las que me he visto todos los reality de cocina. Y “Deja el sitio para el postre” fue ya el colmo, porque estaba deseando verlo para ese  fin de semana ponerme a probar las recetas. Desde luego que no me salen como a los de la tv, pero yo lo intento. En este caso me tocó probar con las milhojas rellenas de crema, pero como mi tiempo no es tan abundante y mis ganas de ponerme a hacer hojaldre tampoco, opté por usar sus trucos y la crema, pero con hojaldre ya elaborado. 
Tengo que decir que para mi el mejor hojaldre refrigerado es el de la marca Rana, que lo probé una vez y estaba buenísimo, pero casi nunca lo encuentro en los supermercados que frecuento, así que a falta de ese, el siguiente es el de Lidl. No es congelado, es refrigerado y su caducidad es corta, así que cuando quiero usar hojaldre no me puedo permitir improvisar. Con los hojaldres congelados no suelo tener muy buenos resultados, porque si han roto la cadena de frío, hace cristales de hielo y es fatal para trabajarlo después. 
La crema pastelera tiene de diferencia que lleva nata. Yo pensaba que la crema con nata era la crema Madame, pero la diferencia está en que esta es la nata liquida en crudo, por sí decirlo y la Madame es cuando se mezcla la crema pastelera ya elaborada con nata montada. Que esa la dejo para otra receta. 
Como decía, si que tome buena nota de los consejitos y si les gusta unas milhojas bien caramelizadas, crujientes  y con una crema exquisita esta es la receta.

INGREDIENTES

1 paquete de hojaldre Lidl
25 g de azúcar

125 g de nata
375 g de leche
40 g de maicena
4 yemas


ELABORACIÓN 

No importa que estén pegaditas, se separan solas. 
Extendemos el hojaldre en la bandeja del horno. Se corta del tamaño que queramos, yo opté por porciones individuales pequeñas. Lo pinchamos para que no suban. Y para que queden laminas finas, colocar un papel de horno encima del hojaldre y después poner algo que pese, de ese modo no subirá y quedará mas fino. Puedes poner otra bandeja de horno aunque yo opté por poner la alfombrilla de silicona que tengo para las galletas. Cuando apenas falten unos 5 minutos para que están las sacamos y espolvoreamos con azúcar glas, y de nuevo al horno, pero esta vez sin nada por encima, hasta que estén bien doraditas, aunque el color ya es cuestión de gustos.
Para la crema pastelera separar las yemas de las claras. Calentar en un cazo la leche, la nata y la mitad del azúcar. Si se desea, se puede añadir una rama de vainilla, yo opté por una rama de canela y una cascara de limón, que me gusta mucho mas. Mezclar la maicena con la otra mitad de azúcar y las yemas en un cazo. Llevar a punto de ebullición y moverlo constantemente pero con suavidad. Añadir la primera mezcla (más líquida) a la segunda poco a poco y moviendo continuamente. Poner a hervir y a continuación enfriar lo antes posible. Tapar con papel film pegado a la crema para que no forme ninguna capa al enfriarse. Ahora solo queda montar, con tres capas de hojaldre y dos de crema, para acabar espolvoreando con azular glas.
 



2 comentarios:

  1. Unas milhojas estupendas te han salido, aunque a mi no me gustan tan tostadas, pera hincar el diente sí que sí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El supertostado, es por el azúcar que le puse Irmina, que se carameliza y como a mi me gusta las cosas muy crujientes, pues siempre le dejo al hojaldre algunos minutillos de mas.

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...