miércoles, 2 de abril de 2014

TARTA DE ZANAHORIA




Reconozco que soy de las que en principio rechaza las recetas dulces con verduras, pero la realidad es que siempre quedan buenísimas, jugosas y no saben a verduras. Y esta mucho mejor aún porque es una receta del programa de televisión "Deja sitio para el postre", y viniendo de mano de maestro Torreblanca tenía que ser toda una delicia, y me puse manos a la obra. 
La verdad es que apenas duró una tarde en casa y eso que solo estábamos 5 personas, pero es que es una  tarta muy jugosa y esponjosa, que cada mordiscos que le das  te pide seguir comiendo.
En este caso lleva crema, pero solo el bizcocho está igual de apetecible. Y encima es fácil de hacer.
La receta original dice que se decore con tiras finas de zanahoria hechas con un pelador pero yo como tenía en la despensa un estupendo mazapán, opté por teñirlo con colorante alimentario y hacer estas pequeñas zanahorias, que se comieron encantados

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO
160 g de harina
3 huevos
250 g de azúcar moreno
120 g de aceite
2 cucharaditas de levadura en polvo
1 cucharadita de jengibre molido (opcional)
210 g de zanahoria rallada
30 g de nueces picadas

PARA LA CREMA
170 g de mantequilla
225 g de queso fresco para untar
250 g de azúcar en polvo
2 cucharadas de piel de naranja rallada
1 pizca de sal

ELABORACIÓN
Encendemos el horno a 180º. 
Poner el azúcar y el aceite en un cuenco y batir durante 2 minutos con la ayuda de unas varillas eléctricas. Agregar los huevos poco a poco, de manera que no ponemos el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado. Ahora toca la harina tamizada junto con la levadura. Agregar también el jengibre, la zanahoria y las nueces, y seguir mezclando  suavemente hasta que se incorporen.
Vertemos la preparación en un molde de tarta de 22 cm de diámetro forrado con papel de horno y cocinamos en el horno  durante 55-60 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Mientras preparamos la crema. 

La mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Ponerla en un cuenco grande y batir con unas varillas eléctricas durante 2 minutos hasta que esté blanda y esponjosa. Agregar el queso fresco y seguir batiendo un par de minutos más. Añadir el azúcar, la piel rallada de naranja y la pizca de sal, y batir 3-4 minutos más.

Una vez el bizcocho esté frío por completo, lo abrimos por la mitad. Rellenamos con parte de la crema, recomponerla y recubrirla con la crema restante con la ayuda de una pala de pastelería o un cuchillo largo. 




3 comentarios:

  1. holaaaaaaaaaaa chicas!! pues me encanta la jugosidad que se vé en el corte, que rica!! yo aún sin probar postres con verduras...
    besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta, la mar de rica. Tocara el próximo fin de semana.Ya te contare.

    ResponderEliminar
  3. Victoria es una maravilla de tarta, me encantan las tartas de zanahorias en todas sus versiones, la tuya estupenda¡ Un beso grande, Teresa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...