MACARONS FÁCILES

Una receta de Victoria Casas
Había leído tanto sobre estos dulces franceses como algo tan complicado, que no me atraían ni un poco meterles mano. Pero mira por donde los he probado y ha resultado ser una receta mucho mas sencilla de lo que me pensaba y mas rica de lo que me creía. Evidentemente que no están perfectos ya que la perfección requiere mucha práctica, pero han salido decentes y ricos de sabor. No quiero decir que sea una cosa fácil para hacer en un momento, porque lleva su tiempo y es un poquito engorroso, pero tengo tendencia a simplificar las cosas, y en este caso no iba a ser menos. 
También es cierto que me he ido a la receta mas sencilla y mejor explicada que me he encontrado, la de webos fritos y puedo garantizar que se me quitó tanto el miedo, que hice dos bandejas una tarde y al día siguiente repetí con otras dos. 
Son delicados y llamativos, ya que admite casi todos los colores y sabores, haciendo que te apetezca probar casi todas las recetas que se te pasen por la cabeza.
En mi caso se me pasó el chocolate negro con frambuesa, el chocolate blanco con fresa, el ganache de turrón, y otro de chocolate blanco y limón.
Como siempre, las primeras fueron a la oficina para que el equipo oficial de cobayas me dieran el visto bueno, y fue un aprobado alto, que si tenemos en cuenta que eran las primeras que hacía es una nota estupenda. El sabor buenísimo y la forma es lo que me bajó la nota un poco...cierto bordes irregulares y un poco de pico en la parte alta, cuanto tienen que ser muy planitos.
Al dia siguiente me animé tanto que hice otras tres docenas para llevar a una paella, y se pueden imaginar cuantos quedaron... ¡ni uno!.
Debido a mi forma de ser, es imposible que hiciera todo como dicen los expertos en macarons, así que no dejé envejecer las claras en la nevera,  no los hice con almíbar, sino directamente con azúcar, la segunda vez no respeté eso del azúcar glas envasada y los hice con azúcar glas de thermomix (250 gr. de azúcar normal, con 20 gr. de maicena, durante 30 segundos, velocidad progresiva de 5 a 10), para colmo le puse el horno con ventilador...y así y todo salieron estupendos. 
Viendo lo bien que se conservan guardados en una lata o en un tupper, he llegado a la conclusión que merece la pena ensuciar la cocina una sola vez y hacer varias hornadas. 

INGREDIENTES
Ingredientes para 72 tapitas —36 macarons—
110 g de almendra en polvo
225 g de azúcar glas
125 g de clara de huevo (4 claras)
50 g de azúcar normal
Colorante (opcional)

ELABORACIÓN


Como no tengo experiencia utilicé una plantilla para guiarme y que me quedaran todos lo mas igual posible. Así que prepare la plantilla y el papel del hornear.
Cortamos un trozo de papel de hornear del tamaño de la plantilla, la ponemos obre ella directamente en la bandeja del horno o sobre la rejilla con la alfrombrita de silicona. El caso es no estar moviendo demasiado. 

Mezclamos la almendra en polvo y el azúcar glas  tamizando bien antes de usarla. 

Ponemos las claras en el bol y empezamos a batir primero  a mínima potencia y pasados unos minutos al máximo hasta que estén muy firmes. Añadir casi al final los 50 gramos de azúcar normal. El merengue se tiene que quedar como si fuese espuma para el pelo.
Cuando estén casi montadas es el momento de añadir  el colorante si vamos a utilizarlo. 

Echar la mezcla de almendra y azúcar de una sola vez sobre las claras a punto de nieve e ir mezclando con movimientos envolventes hasta que quede todo bien integrado, no mezclar en exceso porque se bajaría las claras. 

Preparamos una manga pastelera y la boquilla de 6 mm. Poner la manga pastelera en posición vertical encima del papel de hornear. Hacer montoncitos con la masa sobre cada círculo de la plantilla.
Golpear dos o tres veces la bandeja sobre la mesa de trabajo para que la masa se asiente. 

Ahora toca dejar reposar la masa sin hornear para que se seque un poco la de manera que toques suavemente la superficie del macaron y la notes seca y no se te pegue en el dedo. El tiempo va a depender del clima. En sitios mas secos en media horita está estupendo pero en Canarias nos cuesta un poquito mas por la humedad, en mi caso fueron un par de horas. Este paso no podemos saltarlo, a parecer es el truco para que se forme lo que llaman el pie.   

Ahora encendemos el horno a 150º, calor arriba y abajo, sin aire. ¡Ojito que poner mas temperatura no acelera el proceso, solo lo estropea en la textura y en el color! Y lo digo porque lo he probado.
Yo los tuve en el horno unos  15 minutos, pero ya sabemos que cada horno es un mundo, así que te tocará probar. 

Sacar del horno y dejar  enfriar  sobre el papel. Cuando estén fríos, ya puedes usarlos aunque te garantizo que están mejor de un día para otro. Los puedes guardar en una lata o un envase de plástico, para rellenarlo días mas tarde. 

RELLENOS; Yo los pongo en una manga pastelera y con ellos lleno los macarons.

Ganache de chocolate negro con frambuesas


400 gr de chocolate de cobertura negro
400 gr de nata liquida para postres
100 gr de mermelada de frambuesas.
Ponemos a calentar la nata, sin que llegue a hervir. le añadimos la cobertura en trocitos y removemos apartado del fuego para disolverla. Una vez que el chocolate se ha disuelto, añadimos la mermelada y metemos esta mezcla a la nevera.

Ganache de turrón


200 gr de nata
200 gr de turrón jijona.
Igual que la de chocolate. Ponemos a calentar la nata, sin que llegue a hervir. le añadimos la cobertura en trocitos y removemos apartado del fuego para disolverla. Una vez que el chocolate se ha disuelto, añadimos la mermelada y metemos esta mezcla a la nevera.

Ganache de chocolate blanco y limón 


100 gr  parte de nata 
200 gr de chocolate blanco
 y  la cascara rallada de un limón grandito

Y procedemos igual que las anteriores. 

Ahora solo toca disfrutar de ellos, porque están riquísimos.



5 comentarios:

  1. Pues chica, sí que sí! Te han quedado de lujo para no haber hecho los 500 que hay que hacer, según Su, para que empiecen a salir.
    Yo también probe con la receta de Webos Fritos, no hay otra igual en la web. Te tengo que decir que seguí al pie de la letra su receta y también me quedaron prácticamente perfectos a la primera. Me quité el miedo al instante, a lo mejor fue la suerte del principiante. Tengo que repetirlos porque hice unas fotos horribles con el móvil que tengo en mi Instagram y ya está.
    Me gusta saber que se puede simplicar la receta y que quedan tan bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, seguramente que la perfección tiene su recompensa y que quedarán mucho mas bonitos cuidando todos y cada uno de los detalles, pero para mi que tengo el tiempo muy limitado muchas veces tengo que sacrificar pequeños detalles en la estética por el placer de hacerlos y comerlos. Así que la perfección la dejo para cuando me jubile y tenga todo el tiempo del mundo para hacer lo que me gusta. Un abrazo

      Eliminar
  2. que buena receta!!! gracias por compartirla!!!
    http://lacocinadeile-nuestrasrecetas.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  3. Muy buena receta... Pasa por http://cincofogones.blogspot.com.es/ Tienes u n regalito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Loly por premiarnos, nos encanta, pero no podemos participar en las cadenas de premios, por falta de tiempo, que es nuestra peor pesadilla. Un abrazo de de nuevo gracias. ¡Por cierto he pasado a ver tu blog y está estupendo!.

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.