MADELEINES

Una receta de Esther Rodriguez

Si tu ciudad favorita del mundo mundial es París, si además te gusta Marcel Proust y sus tomos de "À la recherche du temps perdu" donde se describe como una Madeleine despierta los recuerdos de la infancia de su protagonista, aunque no hayas tenido todo el tiempo que quisieras (menuda ironía) para releerlo después de la primera vez que fue a los 17 o 18 años en que llegaron los libros a tu casa procedentes de regalos sucesivos del que entonces era tu novio, hoy tu marido, tal vez no tengas la fascinación por las Madeleines que yo tengo. No obstante, puede que seas de esas personas que cuando ve este tipo de dulces en bolsas en el super no te resistes y siempre coges una, sí, de las industriales, a mi siempre me han gustado muchísimo las "boronitas" hoy madalenitas de Coral. Así que con estos antecedentes llevo tiempo coleccionando recetas de las magdalenas francesas peeero... ¡no tenía el molde!, fundamental en este caso. Pues bien, subsanado esa pequeña dificultad, los moldes, que son dos, para que no sea muy pesado hacerlas, ya están en casa, así que a continuación había que elegir una receta entre muchísimas. Como era la primera vez y no quería arriesgar, he ido a una página segura, he optado por la receta de Webos Fritos, página de total confianza para mí. No obstante, a la receta original he añadido una pizca de sal y una cucharadita de pasta de vainilla que, sinceramente, creo que mejora los resultados. 



Vamos con la receta fácil, fácil. Para 20 unidades aproximadamente.
Ingredientes:
150 gramos de harina de repostería tamizada.
125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
125 gramos de azúcar.
2 huevos tamaño "L"
2 cucharadas soperas de leche.
1 cucharadita de levadura química tipo Royal
Preparación:

Empezamos preparando el horno con temperatura alta (200 grados) con la que hornearemos los primeros 5 minutos para que suban por el centro.  También preparamos el molde pincelándolo con mantequilla o espray antiadherente.

Ponemos en un bol el azúcar con los huevos y la mantequilla y batimos con la máquina de varillas eléctrica o a mano durante unos minutos. A continuación añadimos las dos cucharadas de leche y removemos ligeramente. Después se añade el harina y la levadura tamizadas y se remueve sólo lo justo para que quede integrado. 
Llenamos los huecos del molde dejando unos 3 mm de capacidad hasta el borde sin rellenar para que al subir no se salga.
Horneamos como habíamos dicho, unos 5 minutos a 220 grados y otros 8 minutos a 180 grados. Sacamos del horno, dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos. Una vez frías se pueden espolvorear con azúcar glas.





Espero que les gusten tanto como a nosotros
¡Hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. Me encanta el bote de galletas y el de azucar que habeis usado para las fotos. ¿Son de metal? ¿De donde son?

    ResponderEliminar
  2. Sí EAmez son de metal y se venden, que yo sepa, en marialunarillos.com. Saludos y gracias por visitarnos.

    ResponderEliminar
  3. No haces más que tentarnos!!! Qué pinta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja mujer y que sería la vida sin tentaciones.....

      Eliminar
  4. Tiene una pinta riquisima. Llega mi hora del almuerzo y solo pienso en unas madeleines.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.