miércoles, 17 de diciembre de 2014

GELATINA DE COLORES

Si te gusta la gelatina, esta es tu receta. Es sencilla de hacer y colorida como ninguna, pudiendo usar las gelatinas de sabores y colores que mas te guste. En este caso como se hizo en la fechas navideñas opté por los colores blanco, verde y rojo, pero puedes utilizar colorante alimenticio y transformar una gelatina de limón en el color que mas te apetezca. En el caso de utilizar colorantes, poner unas gotas en el agua antes de añadirla a los polvos.
Necesitas contar con algunas horas para que la gelatina cuaje así que mejor si la preparas el dia antes, pero yo la hice tempranito sobre las 7 de la mañana para llevarla a las 12 a una comida. Eso si, aceleré algunos procesos metiéndola en el congelador un rato.

INGREDIENTES

1 paquete completo de gelatina de limón o de piña (vienen dos sobres)
1 paquete completo de gelatina de fresa o frambuesa.
1 sobre entero  de laminas de gelatina
1 bote grande de leche condensada o dos pequeños. Aprox. 700 gr.
1 vaso grande (300 ml) de agua caliente.

ELABORACIÓN

Lo primero que hacemos es las dos gelatinas, en dos fuentes bajas,  pero con la mitad del liquido que pone en el paquete. Es decir, siempre pone mezclar con agua caliente y luego la misma cantidad de agua fría, pues nosotros no vamos a poner la segunda parte de agua fría, de este modo nos queda una gelatina mas compacta para poder hacer los cuadraditos.
Ponemos en la nevera hasta que cuaje (yo lo puse en el congelador por las prisas, y en 1 hora mas o menos ya las tenía).

Cuando vemos que ya está ponemos a remojar las laminas de gelatina 5 minutos en agua fría. Mientras ponemos a hervir el agua, disolvemos en el agua caliente las gelatinas previamente hidratadas, que se disolverán casi instantáneamente.
Vertemos  la leche condensada en un bol y agregamos el agua con la gelatina y removemos hasta incorporar bien, apartamos y dejamos que se vaya atemperando.
Mientras cortamos  en cuadraditos  la gelatina verde y roja, y los vamos pasando al molde que vayamos a utilizar y que previamente habremos untado con un poco de aceite de girasol para que sea mas fácil desmoldar. En mi caso usé unos de silicona, el mismo que utilizo para los queques, y repartimos mezclando los colores.

Cuando veamos que ya está frío el preparado de  gelatina blanca  lo echamos por encima y metemos en la nevera  hasta que cuaje. En este caso de nuevo aceleré el proceso metiéndolo una hora en el congelador antes de pasarlo a la nevera.

Para desmoldar no tuve ningún problema, simplemente lo volqué sobre un plato y cayó sin pegarse por ningún lado.






1 comentario:

  1. Hola, he visto tu blog, y quería invitarte a unirte al buscador www.recetapordia.es un directorio de recetas para blogs de cocina, donde sólo tienes que registrar tu blog y aparecerán los enlaces a tus recetas para que te visiten. Un saludo.
    Nuestro buscador www.recetapordia.es recibe miles de visitas diarias. Para cualquier duda puedes ponerte en contacto conmigo. Gracias

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...