miércoles, 11 de febrero de 2015

MOUSSE DE CHOCOLATE Y FRESAS CON COBERTURA BRILLANTE



Se acerca San Valentín y se me mete en la cabeza preparar algún postre que sea para compartir en un solo plato. Y así nace la idea de una minitartita de 10 cm de diámetro. Y para esas fechas lo que mas me pega es el chocolate y las fresas, bueno, la realidad es que a mi el chocolate me pega para todo, para un cumpleaños, para una depresión y para un día de los enamorados. ¡Lo  confieso, soy adicta al chocolate! Y lo uso para todo. 
De esta manera nace este postre, inspirado en su mayor parte en recetas de la web Bavette, que es una mousse de chocolate sobre un bizcochito fino genovés y un relleno de fresas naturales. Advierto que se puede simplificar muchísimo, por ejemplo sustituimos el bizcocho por galletas de chocolate molidas y mezcladas con mantequilla o nutella. Y prescindimos de tanta decoración complicada poniendo una fresa bien gorda en la parte alta y queda igual de bonita.
Lo malo es que como no tenía muy claro como calcular las medidas…me terminaron saliendo 4 mini-tartas. Pero que como estaban tan ricas, no duraron un asalto. Yo recomiendo que con estas medidas hagas una sola tarta de la forma que prefieras, porque da muchisimo menos trabajo.
La receta es un poco engorrosa, pero no difícil, y hay que organizarse con tiempo porque la gelatina tiene que solidificar en las tres mezclas que usamos, la mousse, el relleno y la cobertura brillante. Así que empezar el día antes.  O hacerla con mucha antelación y congelarla sin la cobertura, que la pondremos cuando la saquemos el congelador. Congela estupendamente y no se nota la diferencia.
No tenía demasiado claro como decorarla, así que fueron decoradas de distinta manera, una con oro comestible, otra con una esfera de chocolate negro y otra con pétalos de rosa glaseados. Cada uno que elija el que mas le guste.

Receta para 4 mini-tartas de 10 cm. O para una tarta de 22 cm.

INGREDIENTES

Para el bizcocho

2 huevos
100 harina
75 azúcar
½ cucharadita levadura en polvo

Para la mousse de chocolate

400 ml. nata
400 g. chocolate negro
4 hojas de gelatina
4 claras de huevo
60 g. Azúcar

Para el relleno de fresas

3 hoja de gelatina
300 g. fresas
90 g. azúcar
3 cucharadas de agua

Para el glaseado brillante de chocolate

120 ml. nata
180 gr. azúcar
145 ml. agua
60 g. cacao en polvo
6 g de hojas Gelatina neutra ( 4 hojas en este caso)

ELABORACIÓN

El bizcocho.
Batir los huevos con el azúcar y la vainilla  hasta que aumente su volumen y se vuelva blanquecina.  Añadir la harina mezclada con la levadura  y mezclar envolviendo no revolviendo. Poner en el fondo de un molde o en la bandeja del horno y a 180º unos 15 minutos, pero ya sabes que cada horno es un mundo, así que hasta que lo veas amarillito dorado y al pincharlo salga el palillo limpio.
Desmoldamos y una vez frio cortamos con la forma que vayamos a dar.
Mientras está en el horno preparamos el aro que vamos a utilizar y lo forramos por dentro con una tira de acetato para que nos sea mas fácil desmoldar.
Colocamos en el fondo el bizcocho (podemos emborracharlo con algún licor, en este caso usé marraskino )y empezamos con la mousse.

La mousse.
Lo primero que tenemos que hacer es poner las hojas de gelatina a hidratar, en agua fría. Fundir el chocolate en el microondas a baja temperatura para que no se nos queme y no este demasiado caliente.
Lo siguiente es montar a punto de nieve las claras con el azúcar y reservar. (Montamos primero las claras para evitar que se nos quede algún resto de nata en la batidora ya que eso impide que las claras se monten debidamente)
Lo siguiente será montar la nata (separaremos antes unas cucharadas para deshacer en ella la gelatina).  Cuando la tengamos montada mezclaremos las cucharadas que apartamos con la gelatina y se lo añadimos al resto de la nata, ahora el chocolate y por último las claras a punto de nieve. Integrando con gesto envolvente para que no se nos baje.

Elaboración de la gelatina de fresas.
Ponemos primero la gelatina a hidratar en agua fría. En un calderito al fuego colocamos las fresas, el azúcar y el agua, dejamos cocer unos 6 minutos a fuego moderado-alto. Retiramos del fuego, lo trituramos  hasta que nos quede un puré, y le incorporamos rápidamente la gelatina bien escurrida.

Forramos un vaso con film o vertemos directamente sobre un plato también forrado y hacemos una capa de 1,5 cm mas o menos Rellenamos 1 cm de grosor aproximadamente  y guardamos en la nevera para que cuaje.
Ahora rellenamos el aro hasta la mitad con la mousse, ponemos la gelatina en el centro y seguirmos rellenando con mas mousse cubriendo bien por los lados para que quede en el centro la capa de fresas, y ahora al congelador hasta que esté bien frio o congelado del todo. Mejor dejar unas horas congelar.

El baño de chocolate brillante
Empezamos poniendo la gelatina en agua muy fría, para que se hidrate y ablande.
Hervimos la nata líquida con el azúcar y el agua.  Agregamos el cacao en polvo y cocemos hasta  que hierva. Retiramos del fuego y dejamos enfriar a 60º C. En este momento añadimos la gelatina bien escurrida, removemos hasta que se disuelva completamente. Dejamos reposar para que se enfrié y usar a 30º C.
Vertemos sobre nuestra tartita  una sola vez, una sola capa y no la tocamos para nada, porque como se nos ocurra poner mas capas, les va a pasar como a mi, que no se quedó bien lisito, sino algo achichonado, porque el chocolate ya se estaba solidificando.

DECORACIÓN

Para los pétalos de rosas glaseados, solo tenemos que deshojar una rosa, pincelarla con clara de huevo un poco batida y luego espolvorearla bien con azúcar en grano por ambas caras. Poner sobre un papel  y dejar secar. Como hacía tanto frío y humedad opté por dejarla toda la noche en el horno apagado, pero puedes acelerar el proceso poniendo apenas a 30º durante 30 minutos.

Para la esfera de chocolate, inflé un globo del tamaño que quería la esfera. Fundir chocolate negro y dejar enfriar pero sin que llegue a endurecer. Lo puse en una bolsita de plastico y corté la punta. Ahora solo falta irlo poniendo por todo el globo de la manera que mas nos guste, sin que sea demasiado fino porque se rompería. Dejamos solidificar en la nevera y luego cortamos el globo con cuidado para que se vaya desinflando sin explotar. Y ya está.




6 comentarios:

  1. Mmmmmmm...rico, rico!!! y qué presentación!!!
    Quiero un trocito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le hemos puesto a este postre un vestido elegante para un dia especial. Pero de sabor está muy rico. Un saludito Norma

      Eliminar
  2. Me parece una propuesta extraordinaria!! Qué ricura de pastelito por dios!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste Pepi....para terminar una cena romántica, después de tu knödel con champiñones en salsa de cerveza negra. ¿A que quedaría bien?

      Eliminar
  3. oooooooooolllllleeeeeeeee TUUUU....!!
    que espectáculo.. niña, de verdad preciosidad , de aquí si que me voy a pillar más de una nota
    porque estoy suspendida en chocolate... la receta del brillo me ha encantao, además que me parece
    bien fácil y mejor explicada imposible... apta para catetas como yo..jaja
    flipando me voy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto Macu tu pannacotta roja tiene una pinta preciosa. Y el brillo de chocolate queda perfecto con una sola capa...lo que pasa es que no quise desperdiciar nada y le puse una segunda capa con el sobrante y con el frío que estamos teniendo ya estaba demasiado solido y no se quedó tan bonito como estaba previsto.

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...