MUFFINS BANANA LOAF O MAGDALENAS DE PLÁTANO Y NUECES

Una receta de Esther Rodriguez
Esta receta, o mejor dicho una receta similar, es muy conocida en Canarias, aunque su popularidad últimamente se debe a la aparición de libros de repostería americana. Aquí, que empezó a cultivarse el plátano intensivamente desde finales del siglo XIX, le llamamos Queque de plátano y nació, igual que para los americanos, como una receta de aprovechamiento para esos plátanos que estaban demasiado maduros. En la receta tradicional de Canarias no se añadía bicarbonato sódico y muchas veces se sustituía la mantequilla por aceite de girasol. El que se hacía en mi casa por ejemplo no tenía una receta muy definida, era un queque normal al que se añadía plátanos escachados y muy maduros.
No obstante, reconozco que esta receta es muy buena, está equilibrada para restar la excesiva humedad que aportan los plátanos y queda con la cantidad justa de dulzor y perfecta de consistencia. Con las cantidades que se citan de ingredientes, da para hacer un hermoso bizcocho o Cake que es la forma tradicional del Banana Loaf, pero como el molde para que yo usé era pequeño, puse el sobrante en unos pequeños moldes de cartón para tener unos cuantos individuales y ver como quedaban. Este fue el resultado, unas magdalenas de plátano riquísimas de verdad. Si te gustan los plátanos, te encantará esta receta. Es del libro de Bea Roque "El rincón de Bea", que recomiendo.

Ingredientes:
175 gramos de mantequilla
300 de harina de repostería
2 cucharaditas de polvos de hornear
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
3/4 de cucharadita de sal
250 gramos de azúcar
3 huevos grandes
3 o 4 plátanos maduros
250 ml de nata fresca
75 gramos de pepitas de chocolate
75 gramos de nueces cortadas en trocitos.

Aquí en formato cake
Preparación:
Precalentamos el horno a 175 grados y vamos tamizando juntos todos los siguientes ingredientes: harina, polvos de hornear, bicarbonato y sal. 
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que consigamos que blanquee y esté esponjosa. Si estamos usando batidora/amasadora o similar bajamos la velocidad y añadimos uno a uno los huevos que previamente hemos batimos ligeramente antes de incorporarlos. Esperamos a que se integre bien uno antes de añadir el siguiente.
A continuación añadimos los plátanos que habremos escachado bien con un tenedor y batimos a velocidad baja.
Cuando esté bien integrado vamos a incorporar alternando la nata y la mezcla de harina que tamizamos anteriormente.
Añadimos, siempre a baja velocidad, un tercio de la harina, batimos, la mitad de la nata, batimos, otro tercio de la harina, batimos, el resto de la nata, batimos y el resto de la harina y terminamos de unir todo.
Finalmente incorporamos las nueces y las pepitas de chocolate y removemos a mano con una espátula.
Pasamos nuestra mezcla al molde elegido, que si es de cake habremos engrasado previamente  y horneamos, el cake entre 60 o 70 minutos y las magdalenas entre 20 y 25 según horno. Como siempre pinchamos con un palillo para comprobar que está hecho si sale seco. Si notamos que se dora excesivamente sin que haya transcurrido el tiempo de horno podemos taparlo con una hoja de aluminio.
¡Hasta la próxima!
 

1 comentario:

  1. Jugoso seguro y aromático también por el plátano.
    Un bocado delicioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.