miércoles, 16 de septiembre de 2015

TARTA DE QUESO Y MELOCOTÓN

Esta refrescante tarta la vi por primera vez en un blog de repostería precioso, mi toque en la cocina, que lo mantiene una paisana que no tengo el gusto de conocer en persona, aquí les dejo el enlace.
Era un postre tan bonito y tan fácil que adelantó sin piedad la lista de "pendientes" que todas las reposteras tenemos y se colocó en un "es urgente que lo haga ya". No me arrepiento está muy, muy buena. Lo tiene todo.

 Ingredientes:
200 gramos de galletas tipo digestive
75 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
300 gramos de queso en crema tipo Philadelphia
300 gramos de leche condensada
300 gramos de melocotón en almíbar, y 4 mitades más para decorar.
6 hojas de gelatina
3 cucharadas de mermelada de melocotón (este fue el único cambio de la original, añade y potencia el sabor a melocotón y da una chispa de acidez. Usé "La vieja fábrica, ligera")

He usado un molde desmoldable de 23 centimetros de diámetro.
Preparación:
Comenzamos triturando las galletas y las mezclamos bien con la mantequilla. Cubrimos el fondo de nuestro molde apretando bien la mezcla y alisando con el dorso de una cuchara todo lo que nos sea posible.
A continuación preparamos la crema poniendo las hojas de gelatina de remojo en agua fría durante 5 minutos aproximadamente. Escurrimos bien el melocotón, reservando un poco del almibar para disolver la gelatina y lo trituramos con la batidora, añadimos el queso y mezclamos bien, y por último, la leche condensada y seguimos batiendo. Calentamos en el microondas el almibar que habíamos reservado y disolvemos bien la gelatina cuidando que no queden grumos. Añadimos la gelatina a la crema y batimos para repartirla bien por toda la mezcla.
Pasamos la crema a nuestro molde desmoldable con la base de galletas y llevamos a la nevera al menos 8 horas o dejamos toda la noche para que cuaje bien.
Para decorar la tarta, que estimo que es el valor más importante de esta sencilla receta, cortamos los melocotones que habíamos reservado en gajos, repartimos por la superficie dos o tres cucharadas de mermelada de melocotón y los vamos colocando desde el exterior hasta el interior formando una rosa o de la manera que se nos ocurra según la inspiración.

Y aquí pude verse el magnifico interior que queda con los trocitos de melocotón.

Y sólo queda disfrutar, y volver a dar las gracias a Deborah por publicar esta receta.
¡Hasta la próxima!, seguimos disfrutando del verano que por aquí aún queda mucho.

2 comentarios:

  1. Me parece deliciosa, y las fotos maravillosas, hacen que se vea ideal. Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...