TARTA DE MERENGUE TOSTADO AL CAFÉ

Una receta de Esther Rodriguez
Esta es una típica tarta de aprovechamiento. Había hecho una tarta grande, que todavía no ha asomado por aquí, para mi sobrino Néstor y sus compañeros de la Universidad y me sobró bastante crema de relleno, un falso mousse de dulce de leche. En la tarta principal se usó un bizcocho de plátano lo que dio como resultado una tarta densa y contundente porque fue decorada con fondant, pero para usar la crema sobrante hice un simple bizcocho genovés. Además pensando en que pudiera resultar muy dulce hice un almíbar de café para calar el bizcocho y finalmente el acabado utilizado es de merengue italiano. Para el toque doradito usé un soplete de repostería sobre el merengue. 
Ingredientes:
Para el bizcocho
4 huevos
125 gramos de azúcar
125 gramos de harina
ralladura de limón.
una pizca de sal
Para el falso mousse de dulce de leche:
150 gramos de mantequilla
80 gramos de azúcar glass
250 gramos de dulce de leche
3 claras de huevo
240 gramos de azúcar
75 ml. de agua.
Para el almibar de café
250 ml. de café
180 gramos de azúcar
1 rama de canela
Para el merengue italiano (ver nuestra receta de Tarta Asunción)

Preparación del bizcocho:
Ponemos el horno a calentar a 180 grados. Preparamos el molde para el bizcocho cubriéndolo con mantequilla y un poco de harina, sacudiendo el exceso, o con spray antiadherente. En un bol batimos los huevos con el azúcar y la ralladura de los cítricos hasta que tripliquen su volumen y blanquee la mezcla. Si montamos con un robot de cocina lo haremos con unas varillas a máxima velocidad durante unos 10 minutos. A continuación añadimos la harina previamente tamizada, la sal y mezclamos suavemente con movimientos envolventes. Pasamos la mezcla al molde y horneamos durante unos 15 minutos para las cantidades que se han descrito, vigilando su cocción y pinchando con una brocheta para comprobar la misma. Cuando la brocheta salga seca, retiramos del horno dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos sobre una rejilla. Reservamos.
Preparación del almíbar de café:
Ponemos todos los ingredientes en un cazo y hervimos hasta que espese ligeramente. Unos 10 minutos. Apagamos el fuego y dejamos enfriar.
Preparar el merengue italiano según las indicaciones que puedes ver en la Tarta Asunción.
Preparación de la crema de dulce de leche:
Batimos la mantequilla con el azúcar glas y el dulce de leche y reservamos. Batimos en la procesadora o batidora las claras a punto de nieve y mientras se van montando hacemos un almíbar con el azúcar y el agua poniéndolas en un cazo al fuego hasta que alcance la temperatura de 130º.  Si no dispones de termómetro puedes vigilar cuando empieza el almíbar a formar burbujas gruesas, sin que llegue a quemarse el azúcar. Añadimos este almíbar a las claras que seguirán batiéndose poco a poco dejándolo caer en forma de hilo. Y seguimos batiendo a velocidad alta hasta que se enfríe la preparación. (Se lleva al menos 25 minutos). Cuando el merengue esté bien duro mezclamos de forma muy suave con la preparación de dulce de leche y mantequilla. 
Montaje de la tarta:
Cortamos nuestro bizcocho en dos o tres capas y colocamos la primera en el plato de presentación y bañamos con un pincel con el almíbar de café. Añadimos una capa generosa de relleno de dulce de leche, alisamos y repartimos homogéneamente. Colocamos el siguiente bizcocho y repetimos la operación. Al finalizar cubrimos con el merengue y con el dorso de una cuchara le damos unos toques al merengue para conseguir este efecto irregular. Con un soplete de cocina le damos un toque a los picos para dorarlos. 
Merengue, ummm... a mi me encanta...

2 comentarios:

  1. Con las sobras has conseguido una gran tarta. Se ve espectacular!!!

    ResponderEliminar
  2. Y a mi tambien me encanta...me pirra ese calado de cafe que le has hecho Esther
    te ha quedado tremenda, ni imagino la de tu sobrino como será porque esta ya es un lujazo..!!
    un abracito desde el otro lado guapa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.