TARTA DE ROSAS DE MANZANA

Una receta de Esther Rodriguez
Hace unos meses tuvimos en la familia la celebración de un cumpleaños múltiple. Mi hermana  y mi sobrino cumplen años el mismo mes y, dado que este último vive lejos, aprovechamos una de sus visitas para hacer una celebración común. Se hicieron dos tartas gemelas, con la misma base pero con distinto relleno y decoración. Esta es la primera de ellas. Yo había visto varios vídeos en Internet sobre la forma de hacer las rosas de manzana y, la verdad, me quedaba boba mirando lo fácil que era. Así que buscando una oportunidad para usarlas surgió esta celebración y aquí están formando parte de una tarta. La base es una masa sable y lleva en el fondo una crema de almendras, (tomadas de una receta de My European Cake ). Está rellena de una crema pastelera, en este caso he querido utilizar una receta con leche condensada que probé en el roscón de reyes que publicamos hace unas semanas y que me ha parecido buenísima. Y finalmente, para la decoración, unas rosas que se hacen con hojaldre y manzana (yo seguí los pasos de Directo al paladar).
 Ingredientes:
Para las rosas:
2 manzanas rojas grandes
1 lámina rectangular de hojaldre
Unas cucharadas de mermelada de albaricoque
Zumo de medio limón.
Agua
Azúcar glas para espolvorear.
(es necesario un molde para capcakes o flaneras pequeñas)
Para la base de masa sablé:
200 gramos de mantequilla en pomada
100 gramos de azúcar glas
2 huevos
360 gramos de harina de repostería
30 gramos de almendra molida
Para la crema de almendras:
2 huevos grande L (pesan aproximadamente 55 gramos cada uno)
110 gramos de polvo de almendras
110 gramos de mantequilla en pomada
110 gramos de azúcar granulada.
Para la crema pastelera de leche condensada:
1 lata de leche condensada (390 gramos)
1 lata de leche evaporada (ideal) o la misma medida de leche entera.
3 yemas de huevo medianas
3 cucharadas de fécula de maiz (maizena)
2 cucharadas de ron oscuro.
Preparación de las rosas de manzana: 
Lavamos y secamos las manzanas, las cortamos por la mitad, descorazonamos y cortamos en láminas finas. Según las vamos cortando las colocamos en un bol con agua y zumo de limón. Cuando las tengamos cortadas las ponemos unos minutos en el microondas en el mismo bol a temperatura máxima. Las escurrimos y secamos bien y reservamos. Estiramos la plancha de hojaldre y cortamos tiras rectangulares de unos 8 o 10 centímetros de ancho y todo lo largo que nos de nuestra plancha. Ponemos las cucharadas de mermelada con unas cuantas cucharadas de agua al fuego hasta que se disuelva bien la mermelada. Con ayuda de un pincel ponemos una capa de mermelada sobre las tiras de hojaldre y a continuación ponemos los trozos de manzana, ocupando de la mitad hacia afuera de cada tira, con el borde de cáscara roja hacia el exterior y superponiendo un poco cada rodaja a la siguiente. Al finalizar doblamos el hojaldre que nos quedó libre encima de las manzanas y enrollamos la tira con las manzanas dentro desde una punta y sobre sí misma. Ponemos cada rollo en una cavidad del molde de cupcakes, o en pequeñas flaneras para hornearlas. Horneamos a 180 grados unos 35 o 40 minutos según horno. Sacamos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla.  podemos volver a pincelar con mermelada para obtener más brillo y, cuando estén frías del todo espolvorearlas con azúcar glas. 
Para el resto de la tarta, empezamos prepando la crema pastelera:
En un cazo antiadherente colocamos las leches y cocinamos a fuego lento sin dejar de remover, cuando comienza a hervir se retira del fuego y se separa una taza de la preparación. En otro recipiente batimos las yemas con la maizena y le añadimos la taza que hemos separado de las leches, de esta forma se atemperan las yemas.  Removemos bien, y una vez atemperadas las yemas se agregan al resto de las leches y volvemos a llevar al fuego, removemos continuamente hasta que veamos que va espesando y toma una consistencia adecuada.  Retiramos del fuego, dejamos enfriar cubriéndola con un film pegado a la superficie. Cuando esté fría añadimos el ron y batimos hasta integrar. Volvemos a tapar cuidadosamente de la misma forma y refrigeramos hasta el momento de ser usada. Deberá estar al menos 4 horas en el refrigerador. 
Preparación de la base de masa sablé:
Colocamos en el recipiente de nuestro robot o batidora la mantequilla en pomada y el azucar y batimos preferiblemente con pala un par de minutos. Después añadimos el huevo y continuamos cremando un par de minutos más a velocidad media. Añadimos el polvo de almendra y seguimos batiendo con las palas unos segundos. Finalmente agregamos la harina y a velocidad muy baja con la pala seguimos mezclando hasta formar una bola. Si resulta una masa muy pegajosa podrían añadirse unas cucharadas más muy poco a poco, aunque es preferible no pasarse. 
Estiramos esta masa entre dos papeles de horno dejando un grosor de unos dos centímetros y la enfriamos en la nevera una media hora. Sacamos de la nevera y cortamos un cuadrado del tamaño del fondo de nuestro molde. Unimos los restos, volvemos a estirar y cortamos tiras de la altura también del molde. Cubrimos el molde con la base y las tiras presionando con los dedos para que se ajusten bien entre sí y también para que se ajusten al molde. Cubrimos con papel de hornear el fondo y las paredes y refrigeramos media hora. Seguidamente colocamos unas legumbres secas o unos pesos especiales para hornear sobre el papel de horno con el fin de que la masa no suba y horneamos unos 15 minutos  a 150 grados. Pasado ese tiempo sacamos del horno sin desmoldarla.
Preparamos la crema de almendra
Ponemos la mantequilla y el azúcar en un bol y batimos con las varillas un minuto. Añadimos el huevo y volvemos a batir un par de minutos más. Al final añadimos la almendra y seguimos batiendo unos minutos más. Colocamos la crema en la base de la tartaleta, si esta es muy grande habrá que duplicar las cantidades y volvemos a hornear a 160 grados hasta que se dore la crema (unos 25 minutos). Sacamos del horno, dejamos que enfríe y desmoldamos con cuidado pasando la tartaleta al plato de presentación.
 

Riquísima y preciosa para alguien que se lo merece y mucho, como era el caso. 
¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

  1. Llevo con ganas de hacer esas flores ni se sabe cuanto, y me encanta como lo has hecho. Besos

    ResponderEliminar
  2. Esther, esta tarta está de lujo. Esas rosas tan ricas con la combinación de la crema y la manzana. Me chupo los dedos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado preciosas y es muy buena idea ponerlas en una tarta

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.