miércoles, 24 de febrero de 2016

BIZOCHO DE CALABAZA CON PIPAS DE GIRASOL.




Tengo un huerto que me ha dado en dos años una sola calabaza.  Yo cada día miraba la calabaza encantada de verla crecer, hasta que me di cuenta que un mirlo había empezado a disfrutar de ella antes que yo. La empezó a picar, y no tuve otro remedio que arrancarla cuando aún le quedaba por crecer un par de kilos. 
Para colmo de males al ir a cortarla sufrió un desperfecto y ahora si que era imposible conservarla por mas días, tenía que gastarla entera rápidamente, de manera que empecé a repartir a la familia, pero como somos pocos tuve que buscar  recetas donde invertir a la pobre calabaza. Después de litros de crema y puré, opté por la parte de repostería;  tortillas  y este estupendo bizcocho de calabaza que lleva un gran pedazo de ella. 
Advierto que sale un bizcocho enorme, así que usaremos un molde grande, o dos pequeños, porque el resultado es un bizcocho de 1,5 kg.  El resultado es jugoso, tierno y esponjoso, con un delicioso aroma a canela y dulce contraste con las semillas saladas de girasol. 

Ingredientes:

3 huevos
400 g de azúcar
200 ml de aceite vegetal
2 cucharaditas de canela
1 cucharadita de vainilla
600 g de calabaza rallada o picada chiquitita
120 g de pipas de girasol saladas
500 g de harina
1 sobre de levadura en polvo
1/2  cucharadita de sal.
Y azúcar glas, para espolvorear por encima.

Preparación:

Precalentar el horno a 180º C.
Separamos las claras de las yemas, y  montamos  las claras a punto de nieve con la batidora. Reservar
Mezclamos las yemas con la vainilla, el azúcar, el aceite y la canela, batiendo energicamente,  hasta que la veamos algo espumosa .
Picamos la calabaza  cruda en picadora o la rallamos para incorporarla a la mezcla anterior y removemos bien todo.
Por otro lado tamizamos  la harina con la levadura en polvo, añadimos la sal y las pipas incorporándolas  a la mezcla de calabaza.
Ahora añadimos las claras a punto de nieve que teníamos reservadas,  removiendo en sentido envolvente con mucho cuidado para que no se nos bajen.
Engrasar un molde.
Ponemos la masa en el molde y horneamos durante 1 hora mas o menos. Comprobar clavando un palillo y viendo si sale limpio. Si no es así dejamos otros 5 o 10 minutos, hasta que esté hecho del todo. 
Retirar el molde del horno y dejar enfriar el pastel 10 minutos dentro del mismo molde.
Volcar el pastel sobre una rejilla y dejar que se enfríe.
Por último espolvorear de azúcar glás.

3 comentarios:

  1. Eso no es un bizcocho, es un súper bizcocho!! Menuda pinta más rica!!!

    ResponderEliminar
  2. que barbaridad de bizcocho¡¡¡ se ve estupendo y superapetecible.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  3. que barbaridad de bizcocho¡¡¡ se ve estupendo y superapetecible.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...