miércoles, 25 de mayo de 2016

NEW YORK CHEESECAKE

Desconozco si está probado documentalmente que esta tarta naciera en la ciudad de Nueva York, o si como otros sostienen es una evolución o derivación de una tarta europea llevada a América por los colonos. Lo cierto es que sí hay pruebas de que ya desde los griegos se confeccionaba un pastel de queso, así que nada extraño tendría que los europeos que colonizaron américa llevaran no una, sino muchas recetas de tartas de queso. No obstante, sí es conocido que el queso crema lo inventó en 1872 un lechero llamado William Lawrence de Nueva York, que accidentalmente desarrolló un método para producir queso crema al intentar reproducir un queso francés (Wikipedia dixit).

Por ese honorable mérito, y porque todo el que visita Nueva York viene contando que la tarta de queso de allí es espectacular, la seguiremos denominando así.  Es un pastel realmente delicioso y para los que sean amantes de las tartas de queso, es una receta imprescindible. Yo diría la mejor tarta de queso que he probado.
Ingredientes
(Para un molde grandecito, mayor que el de 24 centímetros que yo usé y que me obligó a hacer a su vez una tarta más pequeña con lo que sobró).

- Para la base:
230 gramos de galletas tipo "Digestive"
113 gramos de mantequilla sin sal, derretida
112 gramos de azúcar (en la receta original viene este ingrediente, pero puede perfectamente prescindirse de ella).
un pellizco de sal.

- Para el relleno:
1134 gramos de queso tipo "Philadelphia" (sí, no me he equivocado, 5 tarrinas). 
20 gramos de harina.
395 gramos de azúcar. 
1 cucharadita de ralladura de limón y otra de naranja.
5 huevos tamaño "L" y 2 yemas más.
1 cucharadita de pasta de vainilla (usé Home chef).

- Para la cubierta:
Mermelada de nuestro sabor favorito. (Me encantó con la de moras y estoy deseando poder probar con la de higos).
Engrasamos nuestro molde con mantequilla y repito, debe ser un molde grande, mayor de 24 centímetros de diámetro,  para las cantidades que se especifican en la receta o tendrán que hacer dos tartas como yo. El molde debe ser desmoldable pero tener buen cierre porque la receta es un poco líquida y con el calor inicial suelta bastante líquido. En todo caso usar siempre la bandeja del horno y no la rejilla por precaución y reforzar la base del molde con papel aluminio. 

Se trituran las galletas de la base y se mezclan con la mantequilla de la base, la sal y los 112 gramos de azúcar si optas por ponerlos. Ya te digo yo que no es necesario. Con esta mezcla cubrimos el fondo y las paredes del molde apretando bien con el dorso de una cuchara para que esté bien compacto. Llevamos al congelador mientras se prepara el relleno. 

Precalentamos el horno a alta temperatura, 275 o 285 grados centígrados, más tarde se bajará la temperatura. 

En un bol grande batimos el queso con la harina, y vamos añadiendo el azúcar, la pasta de vainilla y las ralladuras de cítricos. Vamos incorporando los huevos de uno en uno y finalmente las 2 yemas. Vertemos la crema sobre la base de galletas que teníamos en el congelador hasta que el molde esté completamente lleno y llevamos al horno. 

Horneamos durante 10-12 minutos y transcurrido ese tiempo bajamos la temperatura a 95-100 grados centígrados. Mantenemos la tarta en el horno durante una hora aproximadamente, hasta que esté prácticamente firme, aunque "tiemble" un poco en el centro. Una vez que enfría ya se endurecerá un poco.

Sacamos del horno, dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente (en este punto se bajará un poquito el centro) y, sin desmoldar, la metemos en la nevera durante al menos 6 horas, o toda la noche si la hacemos el día anterior. En este punto, si como en mi caso te salieron dos, puedes congelar una, ya que al descongelarla quedará como recién hecha. Para ello basta envolverla bien en film y ponerla sobre una base estable para que no se rompa.

Para desmoldarla pasaremos un cuchillo afilado entre el borde del molde y el de la galleta y desmontamos con cuidado el molde. Finalmente, cubrimos la superficie con la mermelada elegida. 
Esta receta la ví en Bakemania, que remite a su fuente Smitten Kitchen que puedes ver aquí.
¡Hasta la próxima!




4 comentarios:

  1. Madre mía, me has dejado babeando, amo las tartas de queso y la tuya tiene una pinta, dios mio. Por cierto estoy de concurso en mi blog hasta finales de mayo, anímate a participar que regalo muchos premios. Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/2016/03/3-concurso-el-baul-de-las-delicias-con.html

    ResponderEliminar
  2. Con tanto queso debe resultar super cremosa.

    ResponderEliminar
  3. ¡Yo la probé! ¡Yo la probé! Delicada y suave, sin exceso de dulzor. Una delicia, Esther.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las tartas de queso y ésta es de lo más apetitosa. Me parece buena idea no poner azúcar en la base. Saludos y gracias por la receta.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...