miércoles, 22 de febrero de 2017

BOCADITOS DE TARTA DE QUESO. De cerezas y de limón.





En muchas ocasiones me resulta mucho mas práctico tener pequeños dulces en lugar de una tarta grande, sobre todo cuando no voy a poder partirla y cada uno tendrá que servirse. No todos se manejan bien con el cuchillo y la pala y en ocasiones termina la pobre tarta destrozada y queda nuestra mesa hecha un desastre. Para mi la repostería tiene mucho de sabor y otro tanto casi igual de presentación. Por eso procuro servir yo o  hacer pequeñas porciones que haga muy sencillo probar un poco de todo. 
Ideal para una mesa dulce, o para un buffet.
En esta ocasión tarta de queso. Con dos sabores completamente distintos pero con la misma base. Unas una mermelada de cerezas casera que tenía preparada y una fresca como decoración, y otras con lemond curd y un poquito de nata. 

INGREDIENTES PARA 12 MINI-PASTELITOS
2  paquetes de queso crema
¾ taza de azúcar granulada
2 huevos
extracto de vainilla 1 cucharadita

1 taza de galletas trituradas
50 gr de mantequilla
1 punta de cucharadita de canela

Lemond curd
Mermelada de cerezas

1 taza de nata montada
2 cucharadas de azúcar

INSTRUCCIONES
Precalentar el horno a 1800 grados.
Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla y la canela .
Preparar el molde de 12 magdalenas y poner las cápsulas de papel que después retiraremos cuando estén frías.
 Llene el fondo de cada cavidad con una cucharada de migas de galleta. Yo usé un tarrito de especias para presionar las galletas contra el fondo.
En un bol grande batir el queso crema y el azúcar, agregando los huevos, uno a la vez, y el extracto de vainilla hasta que estén bien mezclados. Batir bastante hasta que la mezcla esté suave y esponjoso.
Verter la mezcla sobre cada cápsula sin llegar a llenar del todo.
Hornear durante 15-20 minutos. Apagar el horno, deje la puerta ligeramente abierta y permitir que se enfríen durante 5 minutos antes de sacarlo del horno. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.
Cuando esté totalmente fríos, sacar y quitar las cápsulas con cuidado. Ahora poner por encima una cucharada del lemond curd.
Batir el azúcar con la nata bien fría en un recipiente hasta que se formen picos duros.
Cubra cada pastel de queso con una cucharadita de nata y decorar con un trocito de limón.
O como las otras, con una mermelada de cerezas casera y una fresca encima.

Mantener en la nevera

1 comentario:

  1. Pienso igual: a veces las tartas deberían dejar paso a bocaditos individuales. También comeríamos menos, ¿no? ;)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...