BUÑUELOS DE CREMA

Una receta de Esther Rodriguez
Son muy propios de Semana Santa, pero también se toman en muchos sitios el día de Todos los Santos, y es un clásico de la repostería española. Los encontramos en muchísimas zonas de nuestro país y, en cada ciudad importante, hay una pastelería especialista que los borda, para que los incondicionales puedan ir a por ellos todo el año. Son los buñuelos de crema. 

Hoy pondremos la receta de la masa. Para la crema pastelera puedes usar la que prefieras. También puedes rellenarlos de nata montada o crema de chocolate (normalmente nata chocolateada).

Ingredientes:
125 gramos de harina
4 huevos
30 gramos de mantequilla
40 gramos de azúcar
250 ml de agua
1 cucharadita de pasta de vainilla o extracto de vainilla
Piel de medio limón rallada
Una pizca de sal
Aceite de oliva suave o girasol para freir
Azúcar glas para espolvorear.

Preparación:
Ponemos en un cazo al fuego el agua, la mantequilla, el azúcar, la ralladura de limón, y la sal. Lo ponemos al fuego hasta que rompa a hervir. 
Añadimos la harina de golpe sin retirar del fuego y removemos, preferentemente con una cuchara de palo, hasta que se desprenda la masa de las paredes del cazo. 
Retiramos del fuego, dejamos que se enfríe un poco y vamos incorporando los huevos de uno en uno. No añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado en la masa.
Cuando esté integrado el último dejamos reposar la masa 1 o 2 horas. 

En el momento de freírlos ponemos abundante aceite en una sartén, y llevamos al fuego a temperatura suave. Vamos depositando cucharaditas de masa poco a poco. Veremos como se inflan por lo que necesitan tener espacio en la sartén. Cuando estén dorados por un lado les damos la vuelta. Y, cuando estén por ambos lados vamos sacando y poniendo en un plato con una servilleta absorbente. 

Al enfriar verás que se desinflan un poco. No importa, en ese hueco es donde irá el relleno y volverán a inflarse.

Para rellenarlos ponemos nuestra crema o nata en una manga pastelera y le añadimos una boquilla de cánula. Vamos de uno en uno haciendo un pequeño orificio y rellenando con cuidado para que no exploten. 

Cuando estén todos espolvoreamos el azúcar glas. 



¡Deliciosos!
¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.