MUFFINS CON FRESAS

Una receta de Esther Rodriguez

Esta es una adaptación que hice de unos deliciosos muffins de arándanos que había visto en el Rincón de Bea. En este caso simplemente se han sustituido los arándanos por fresas cortadas en trocitos del tamaño de un arándano aproximadamente. Es una versión muy rica. Las fresas, al igual que los arándanos,  aportan también un poco de acidez al dulzor de estos muffins. El resultado no es nada empalagoso porque están justitos de azúcar.

Ingredientes: (para 10/12 muffins)
100 gramos de mantequilla sin sal
185 gramos de azúcar
2 huevos grandes
360 gramos de harina
4 cucharaditas de levadura química (polvo de hornear tipo Royal)
1/2 cucharadita de sal
250 ml. de leche
1 cucharadita de pasta de vainilla
185 gramos de fresas frescas cortadas en dados pequeños

Preparación:
Precalentar el horno a 190 grados Cº. Puedes usar una bandeja con huecos para magdalenas o flaneras metálicas. Poner un papelito en cada uno de los huecos y reservar. No es necesario poner mantequilla ni spray desmoldante. 
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema suave y esponjosa. (Si utilizas amasadora con la pala). Añadimos los huevos de uno en uno y seguimos batiendo a velocidad baja, esperando que se integre el anterior antes de seguir con el siguiente.
En un bol aparte tamizamos la harina, la levadura y la sal y en una jarrita disolvemos la vainilla en la leche. Vamos añadiendo a la batida de huevos y mantequilla un tercio de la harina aproximadamente, batimos sólo hasta integrar, la mitad de la leche, seguimos batiendo, otro tercio de harina, la otra mitad de la leche y por último el tercio de harina que queda. Todo esto de forma aproximada, a ojo, sin que sea necesario medir ni pesar. 
Finalmente añadimos las fresas y, suavemente con movimientos envolventes y ayudándonos de una pala los integramos.  
Ahora puedes poner la mezcla en los papelitos llenándolos hasta 1/3 de su capacidad aproximadamente (que falte un dedo para llegar al borde),  a cucharadas o, como a mi me gusta, poniendo la masa en una manga pastelera grande y cortando el orificio del tamaño suficiente para que que salgan los trozos de fresas. 
Horneamos 20 o 25 minutos hasta que estén dorados o hasta que al pinchar salga el palito seco. 
Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Ya fríos puedes espolvorear con azúcar glas.


¡Disfruten del otoño!, los que tengan otoño.. por aquí seguimos con muchísimo calor.
¡Hasta la próxima!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.