Pastas de avellanas y mantequilla

Una receta de Victoria C.
Unas pastitas o galletas estupendas para acompañar un cafecito o una simple infusión, o incluso para que los niños se las lleven al cole. Sencillas de hacer con pocos ingredientes y el resultado es estupendo.
El secreto está en no escatimar en una buena mantequilla que yo utilizo siempre con sal y juntar todos los ingredientes para luego meter al horno, nada más. ¡Ves que fácil!

INGREDIENTES
  • 60 gr. de avellanas normales tostadas, con la piel. 
  • 100 gr. de harina normal
  • 100 gr. de harina integral
  • 1 huevo
  • 80 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla fría recién sacada de la nevera
  • 8 g de polvos de hornear
  • Huevo batido
  • Avellanas
  • Azúcar
PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Picamos las avellanas bien, hasta triturarlas casi como si fuese harina integral
  3. Añadimos todos los demás ingredientes y amasamos con las manos o si tienes un robot de cocina hasta que esté todo homogéneo.
  4. Preparamos una bandeja de horno con papel de hornear.
  5. Hacemos bolitas y las vamos poniendo en la bandeja de horno dejando un poco de espacio entre cada una de ellas.
  6. Las decoramos con una avellana, pintamos con huevo batido y espolvoreamos un poco de azúcar.
  7. Al horno a 180º durante  30 minutos aproximadamente, hasta que veas que están doraditas. No tengas miedo de aumentar el tiempo si te parece que aún están crudas, porque cada horno es un mundo.
  8. Las sacamos con cuidado para que no se rompan y aunque te parezcan tiernas se volverán crujientes en cuanto las dejemos enfriar en una rejilla. 
  9. Una vez frías se te conservarán divinamente en un tarro de cristal o una lata.

1 comentario:

  1. Woow pastas de avena deben saber increíblemente deliciosas en estos días voy a preparar tu receta ;)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.